Now Reading
Rucitama o la alegría de ser

Rucitama o la alegría de ser

Rucitama es Nicolás Mardones. Nació en 1988, en Concepción y es antropólogo. En internet quizás, has podido encontrarte con Lunas de Girasol, un EP compuesto a partir de cuentos escritos por su papá. Ahora está viviendo en Valparaíso y una tarde calurosa de lo que resta del verano, nos sentamos a conversar y a tomar bebidas con hielo.

Cuando revisas la prensa que existe vinculada a Rucitama, la mayoría hace referencia a su activismo en el área de las minorías sexuales. Tomar la guitarra y empalmar canciones son una herramienta expresiva para comunicar. Para celebrar o denunciar. “Yo creo que la gente se está atreviendo más. Ya perdió el miedo a muchas cosas, porque igual, nosotros también, cuando íbamos creciendo, teníamos miedo de algunas cosas. Teníamos el fantasma de la dictadura porque nuestros papas habían crecido con eso y ahora eso ya no pasa”, asegura.

-¿Crees que la ley es actualmente alguna garantía que asegura esa libertad?

“Yo creo que vale callampa la Ley Zamudio, porque es una ley incompleta que no tiene recursos para prevenir la discriminación. Castiga cuando algo ocurrió en vez de prevenir conductas, pero por otro lado, siento que tampoco hay que ser tan inconformista en pensar que no hay nada. Porque sí, en chile las colas no se pueden casar, las personas trans no pueden cambiar su nombre si no están operadas, pero hay países en donde lo más común es matar a la gente que es gay. Hay que situarse, como “chucha, no estamos bien, pero estamos mucho mejor”.

-¿Algo como no perderse en el reclamo?

“Claro, porque el matrimonio igualitario y el AVP, por ejemplo, lo defiendo no porque encuentre que esté bien o que sean necesarias para mi, directamente o la gente que me rodea, o sea alrededor mío nadie se casa. Yo nunca he ido a un matrimonio y me aqueja, porque me encanta la cumbia. Tampoco creo que el matrimonio sea un asunto tan necesario para uno o para el colectivo, pero el hecho de que exista la posibilidad de que tú lo descartes, es lo que yo creo que corresponde. Que tú tengas el derecho a poder acceder o no.

Es un poco lo que hacía la Eloísa González. Ella llamaba a no votar. Y era súper raro para mí porque yo pensaba, sí, ella tiene razón, votar no sirve para ni una hueá, de verdad no sirve y es triste pero súper cierto, pero por otro lado, tampoco puedo hacer oídos sordos a toda la historia que hay detrás del voto. ¿Hace cuantos años la mujer tiene voto en Chile? Y pienso que esa hueá se logró porque las mujeres lucharon para votar. Ahora recién, en las últimas elecciones han habido mesas mixtas. Por ahí se acabo el problema de los trans y eso reflejó también los cambios en la sociedad. Esto yo no lo sabía: las mesas eran separadas porque las mujeres, cuando empezaron a votar, no votaban ellas sino su marido, que las acompañaban y entraban con ellas a la cámara secreta. Esa era la razón por la que las mujeres tenían locales aparte, para no intencionar el voto, entonces qué hueá mas bonita que ya no se necesite eso”.

Javiera Mena, Los Sultanes y Brian Molko

Nicolás también cree que cuando estás metido en una acción política, tienes que tener la conciencia de que siempre va a haber alguien peor que tú. Y, en general si es que no siempre, esa persona que está peor que uno, va a ser una mujer. “Piensa en un negro gay, o un transformista gay. Siempre va a ver una mujer negra que esté peor, o una nativa. Y mi visión política comenzó a cambiar con esto que te voy a contar ahora. En el ’83 se formó el Ayuquelén, que era un colectivo lésbico feminista. El primero en Chile. Ayuquelén significa ‘la alegría de ser’. Entonces cuando empecé a averiguar lo que significaba quedé pa’ la cagá. Las locas estaban en dictadura, eran lesbianas, eran feministas y eran la lacra de todo y, aún así, ellas se autodenominaron Ayuquelén, más encima en mapudungún. Yo pensaba como “están locas”, porque no puede ser, cómo, si estás en una hueá tan brígida, te pones un nombre más incendiario. Y luego, con el tiempo, entendí que en general está todo tan como la mierda, en todas partes, que eso es una herramienta para poder enfrentar la realidad. Más que ser feliz porque te peguen, es ser feliz a pesar de que te pasen hueás. Yo creo que la felicidad es una tremenda herramienta de lucha”.

-Y si tuviéramos que buscar entre los gay quiénes son los más discriminados, están las lesbianas.

“Claro, pero si hay algo que tenemos que agradecerle a Javiera Mena es que devino en lesbiana zorrona. Es maravillosa. De repente la loca era tímida y ahora es una winner. Es la lesbiana alfa. El zorrón es insoportable, pero la lesbiana zorrona es bacán. La Javiera es un caso que se escapó, pero eso de que las mujeres siempre van a estar peor, es verdad.  Cuando las mujeres mueren en las guerras es daño colateral y los hombres, héroes de guerra.

Hace un tiempo escribí sobre los colas y la cumbia en Latinoamérica y bueno, mi teoría es que los gays no se identificaron nunca con la cumbia masivamente cuando éramos chicos, porque nos molestaban mucho con las hueás de Los Sultanes y nunca logramos ver en ellos un panfleto, porque a la larga sí lo son: son colas súper fuertonas, que hablan de sus experiencias fuertonas, así care raja en el ’92. Y nosotros nunca lo pudimos ver porque nos estaban hueviando con eso, entonces, ahí muchas colas se empezaron a reflejar en los ojitos de jesucristo de Brian Molko“. Y nos hace todo el sentido del mundo, de verdad.

Generacionalmente, para nosotros Placebo fue una hueá súper importante y en ese sentido, queda como el aprendizaje que, los colas, que fueron víctimas de bullying, gente que se vio enfrentada a tener una manera de canalizar sus penas, vio que la cumbia los estaba molestando, la descartaron y llegaron al brit y al grunge, que son de otros continentes. Latinoamérica tiene una característica súper especial: baila sus penas. Onda, Gilda, tiene canciones para cortarse las venas, por ejemplo ‘Corazón Valiente’, o ‘Fuiste’. Y la hueá suena, y toda la gente se la sabe, es bacán. Y yo creo que fue bacán para mí poder ver en perspectiva las cosas, reconciliarme con la cumbia, con lo tropical, porque es una herramienta de resistencia finalmente, porque ya, España sufrió muchas invasiones, Inglaterra también, pero ellos también fueron invasores. Latinoamérica no. Fue uno de los pocos continentes que nunca invadió a otro. Somos mas resilientes”.

rucitama 2
Fotos: Carlo Camin

Nicolás comenzó a grabar su LP en septiembre del 2010 y lo terminó de hacer en enero del 2014. Algunos de sus invitados son Juana Chang de las Kumbia Queers, Dani Umpi y Javiera Hinrichs, entre otros y cree, sin dudas, que el arte es un trabajo que debe ser colaborativo. Algo que aprendió cuando trabajó en la música de las obras ‘Lautaro de Isidora Aguirre y ‘Bodas de Sangre’.

“No sé muy bien cómo definir el disco, pero igual tiene un concepto. Cuando empecé a trabajar en él dije esto se va a llamar Todos íbamos a ser reinas, porque tenía un rollo con la Gabriela Mistral. Es alguien a quien admiro mucho. Era trans. Era un hombre trans pero nunca lo supo, creo yo. Lo pienso por su sicología, por cómo le escribía a la Doris Dana. Empecé a trabajar con ese concepto en el que todas las canciones hablaban de una reina y en realidad con el tiempo fui incluyendo y sacando temas.

Estaba hablando con Leo Quezada que me iba a hacer el diseño y me dice, “es bacán que se llame así, pero te vas a tener que aguantar el estigma de que ahora la poesía de Gabriela Mistral está muy citada por cuicas roncas que están haciendo actividades artísticas” y fue como “él tiene mucha razón. Entonces me puse a pensar cómo llamarlo, siguiendo el mismo espíritu. Ahí también contribuyó el chico con el que grabo y una vez me dijo, tus canciones son puras pérdidas. Tengo una canción sobre Ayuquelén, que nace por el asesinato de Mónica Briones, tengo una sobre el incendio de la Divine. Son puras canciones donde alguien pierde la vida. Quizás después haga cumbia, quiero tener una banda tropical, quiero hacer bailar a la gente en vez de tirarla para abajo, pero el primer disco ya esta así y  se va a llamar Vivo Echándote de Menos por un poema de Cristian Condemarzo, que es un loco de Conce.

Tengo sólo una canción como de amor así oyyy. Es que yo tenía un pololo que cuando terminamos una vez me dijo “a mí no me gustaría verme reflejado en tus canciones” y yo por mucho tiempo no fui capaz de escribir canciones de amor y dolor amoroso. Porque ya, sí, él me lo pidió. Después mandé a la mierda la hueá y dije “si no lo escribo, esto se me va a quedar atravesado para siempre”. Y una de las canciones que yo escribí de amor terrible, se llama ‘Moscú Deshecho’ y es una respuesta, un poco a Jolene de la Dolly Parton. Yo sentía que yo era la Dolly Parton. Había un hueón que se había pololeado a un loco que me gustaba mucho y yo no le tenía ni un mal sentimiento, no lo odiaba, pero era como ‘puta la hueá, que tengai buena suerte’.

Todos tenemos nuestra Jolene, a veces nosotros somos Jolene, otras veces somos Dolly. Igual encuentro que es como lésbica esa canción, porque la hueona habla mucho de la belleza de otra hueona.

En el disco hay, además, una canción sobre Violeta Parra, otra que se llama ‘Corazón de Pulpo’ y un cover de ‘Fuiste’ de Gilda. Partió como un ejercicio pero igual, yo creo que es necesario cantar cosas de otra persona por dos razones: primero, porque es una pega adicional, tienes que hacer algo nuevo a partir de lo que ya existe, y la otra razón, es manifestar de que eres consciente de que existe gente haciendo cosas bacanes. Porque, obvio que yo me siento la Beyoncé de la hueá cuando estoy cantando, pero de repente, también hay que entender que no soy la única, ni la primera ni la última y que hay cosas que merecen ser recompartidas”.

View Comment (1)
  • El matrimonio igualitario no soluciona nada, aparentemente, o muy poco: en holanda, suecia, etc.etc. hay muy pocas parejas gay casadas, pese a toda la tolerancia. Un tema espinudo, ¿será que la (mi) condición gay, o algunas al menos de sus variedades, está muy ligada a cierto tipo de neurosis, de inestabilidad ,quizá incluso de desorden mental?. O, más ominoso, ¿ es una manera, para el hombre gay, de “renunciar al ser masculino”, que implica desafíos y estar probando a cada momento que tus espermas son valiosos?.Algunos simios adoptan actitudes femeninas conductuales y sexuales, frente a machos dominantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.