Now Reading
Shakira, hay varias razones para perdonarte por el video con Rihanna

Shakira, hay varias razones para perdonarte por el video con Rihanna

Nadie es perfecto: La Botota es facha, Beyoncé es iluminati y Lily Allen dijo ayer que obviamente quería tener el cuerpo de Kate Moss, aunque ha construido una carrera en base a decir lo contrario.

Shakira tampoco es perfecta, pero nos divierte mucho, desde los ’90. Desde que tenía el pelo negro azabache (hermoso) cejas gruesas (hermosas), rellenaba de forma majestuosa los pantalones de cuero y componía pop con letras interesantes, como la insuperable ‘Pies Descalzos, Sueños Blancos’.

En el 2000 estuve presente en el show que dio en el Estadio Nacional. Estaba cursando el primer mes de séptimo básico y recuerdo que las niñas desmayadas pasaban por encima mío incluso antes de que empezara el concierto. Venía con el tour Anfibio y las trenzas de colores en el pelo, como en la portada de ¿Dónde están los ladrones? Uno de los mejores conciertos que he visto de una artista pop en español. Recuerdo que me llamó la atención que no fuera tan chuloemilioestefan. Muchos dedos para arriba.

Luego de darle a conocer a una nueva generación quiénes eran Sartre y Brian Weiss, se desarmó las trenzas, se cortó un poco el pelo y lo tiñó rubio, para entrar al mercado yanki. En ese momento, mucho purista-hermano-latinoamericano-sueño-bolivariano puso el grito en el cielo, los puntos sobre las íes y tiró pelucas para demostrar su descontento, porque Shakira le daba la espalda a su continente y a su idioma.

De ahí no paró más. Vino Fijación Oral Vol. 1 y Oral Fixation Vol. 2, cada vez más platinada, colaboraciones con Alejandro Sanz, Wyclef Jean y Santana, además -dentro de nuestras mentes- el frenético deseo de enviar una carta que dijera “Querida Shakira, con De La Rúa no, hamiga”.

Cuando ya la mayoría no tenía esperanzas y pensaba en las canciones de Shakira con mucha nostalgia, la amiga se coronó en las discos gay latinoamericanas con ‘Loba’ (yo lo viví, yo lo dancé) pero levantó voces iracundas con la publicación del Waka Waka. Esa maldita pesadilla que durante más de un mes sonó todos los días, mañana-tarde y noche.

Podríamos decir que el video de ‘Can’t Remember To Forget You’, en donde colabora Rihanna, no llega ni cerca al nivel pesadillezco del Waka Waka. Sin embargo, se cae en varios puntos, más que nada, por caer en un imaginario lésbico a la Versace que nadie se cree. Ese facilista, que está al servicio de la fantasía llena de testosterona de ver a dos mujeres tocándose. En cuanto a la canción, un gran MEH. Cuando nos dijeron que se iban a juntar estas dos, la mayoría debió pensar “al menos un coro satánico o una base pegote debe tener”, pero MEH.

Se supone que el disco nuevo de Shakira se publica en marzo de este año y ojalá recurra a recursos buenos, como los que se le han visto en diferentes etapas de su carrera. Te queremos, amiga. Sabemos que eres humana, por lo mismo, toda la buena vibra desde este hoyo con un Ojo de Sauron que es Santiago.

View Comments (2)
  • Shakira y su extrema rubiedad me chocan mucho. que vuelva la Shakira de Antología!

    p.d: es Sartre, no Sarte. =D

Leave a Reply

Your email address will not be published.