El 13 de febrero de 2016, Francisca Díaz Williams denunció ante la 2º Comisaría de Puerto Montt una agresión sexual en contra del aquel entonces Fiscal adjunto de Hualaihué Willy Fahrenkrog Podlech. El acusado tras ser sobreseído al no poder comprobarse -tras una investigación poco regular-, si el supuesto “encuentro sexual” fue o no consentido, interpuso una querella por denuncia calumniosa en contra de la joven. En un proceso que duró más de dos años finalmente el Tribunal Oral en lo Penal de Puerto Montt, con un voto de minoría de la presidenta de la primera sala, Patricia Miranda, decidió condenar a Francisca por el delito que se le imputó.

El juicio oral que finalizó este miércoles 21 de noviembre, tenía como objetivo instalar la duda razonable del caso. Donde Francisca en todo momento declaró que no hubo relaciones sexuales, que había denunciado una agresión sexual, no una violación como declaró el Fiscal Marcos Muñoz y el abogado de Willy, Andrés Firmani.

La acusada prestó declaraciones en a lo menos cinco ocasiones, cada vez que se le solicitó. El día de la denuncia constató lesiones y se le practicó la alcoholemia correspondiente. Por el contrario, el querellante Willy Fahrenkrog Podlech, solo prestó declaración dos veces, no se le practicó la alcoholemia y tampoco constató lesiones, como señaló falsamente su abogado en la audiencia de juicio.

En un proceso que mostró irregularidades desde un principio y que fue expuesto por medio de la investigación que publicó Es Mi Fiesta (leer reportaje completo aquí). Finalmente los jueces, por dos votos en favor de la condena y uno a favor de la absolución de Francisca, fue condenada por el delito de denuncia calumniosa.

Argumentos estereotipados

En las cinco jornadas que duró el proceso de Juicio Oral, el abogado de Willy Axel Gustav Fahrenkrog Podlech, Andrés Firmani utilizó como argumento la supuesta intención de Francisca en querer “arruinar la vida” de su defendido.

Pero, tal vez lo más delicado es el cuestionamiento que hace a las mujeres que se atreven a denunciar a sus agresores, un llamado que ha hecho el Gobierno por medio del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género. Aún así el abogado la cuestiona diciendo que “Ella echa a andar el sistema judicial, se toman decisiones procesales, ideas, o secundariamente como lo dice la doctrina mayoritaria lo que se afecta es el honor, lo más sagrado después de la vida y la libertad de una persona es el honor, la dignidad y la posición social, porque se trata de un abogado que trabaja para la Fiscalía”, argumentó el abogado.

La presentación de la campaña contra la violencia hacia las mujeres, #NoLoDejesPasar

Por lo demás, un detalle no menor es que dentro de todo este proceso, Francisca estuvo presente en la sala del Tribunal los cinco días que duró el juicio, teniendo que aguantar los argumentos humillantes y estereotipados de la defensa de Willy quien en el alegato de clausura afirmó que la joven egresada de Derecho de la Universidad Austral, por el solo hecho de haber conocido a su defendido por Tinder ya estaba consintiendo el acto sexual. “No sé qué otras luces necesita un hombre para saber que está teniendo feedback, que está coincidiendo, que conocer a alguien por Tinder, concertar una cita, ir a un bar a tomar alcohol, andar de la mano, ir a una hostal. Las luces marcan el camino en estos casos. Uno se pone en los pantalones de él”, recalca Andrés Firmani Garrido.

Argumentos que son justamente lo que los movimientos feministas han intentado erradicar con campaña como “No es No”. Actualmente la legislación chilena reconoce la figura de violación, incluso, dentro del matrimonio. Entonces ¿por qué alguien podría afirmar que por el solo hecho de conocer a alguien por Tinder ya está dando su consentimiento para que suceda algo más?

La vocera del círculo de mujeres de la facultad de Derecho de la universidad Austral, Carla Iuspa argumentó que “este ha sido un proceso que está lleno de estereotipo de género, lleno de prejuicios, a Francisca se le ha tratado de mentirosa durante el juicio y donde se ha tratado de probar es que ella mintió con el objetivo de dañar a Willy, que ella consintió una relación sexual en base a puros indicios que dicen que por conocer a alguien por Tinder, por salir con alguien a tomar un trago, por acompañar a alguien no podemos negarnos a tener relaciones sexuales”.

A su vez, como medio y autora de la investigación que se hizo de la historia de Francisca y que fue publicada el 9 de noviembre de este 2018, a la fecha no hemos recibido alguna notificación por parte del abogado Andrés Firmani para exigir su derecho a réplica, pero sí hizo referencia al reportaje en el alegato de clausura, dando argumentos falsos de la fuente donde se recabaron los antecedentes que lo involucran directamente a él en una conversación, no mensajes de Whatsapp como él afirmó, donde reconoce la intención de llevar a Francisca a la cárcel, porque tal como él dice “la mina está arriesgando su titulación con esta huevá. La única forma que puedo mover una montaña, que es Willy, porque el huevón está totalmente empecinado que a esta mina la condenen, la única posibilidad… plata”. Y donde insistimos, a la fecha el abogado no se ha contactado para desmentir lo publicado.

Por la misma razón, ya que esto fue en un contexto en que el abogado querellante intentó desacreditar al abogado defensor Gonzalo Castro, es que este está estudiando la posibilidad de iniciar acciones legales en contra de Andrés Firmani por el delito de falso testimonio o perjurio, puesto que Castro jamás le pasó una conversación de Whatsapp al medio Es Mi Fiesta.

En esta misma línea, este juicio no estuvo exento de afirmaciones falsas, en un intento por convencer a los magistrados de la culpabilidad de Francisca, viniendo hasta del propio Fiscal a cargo de la investigación Marcos Muñoz Becker, quien también comente una irregularidad aportando antecedentes falsos al asegurar en el juicio que Francisca se negó a aceptar la suspensión condicional que él le ofreció porque no estaba dispuesta a ofrecer disculpas públicas, lo que puede ser fácilmente desvirtuado con un documento oficial de SIAU o tan solo con escuchar el audio de la Audiencia de Preparación de Juicio Oral. Y esto es sólo una pequeña muestra de cómo se ha abordado esta causa en el tribunal y a lo largo de estos casi tres años.

Lectura de la condena

La lectura de fallo se llevará a cabo el próximo lunes 26 de noviembre a las 20:00 horas en el Tribunal Oral en lo Penal de Puerto Montt, Región de Los Lagos.

Ante esta situación el abogado de Francisca Gonzalo Castro afirmó que “analizaremos el fallo en forma detallada, pero tenemos una ventaja, que es el voto de minoría de la Presidenta de la sala, el que nos puede servir como un elemento potente para recurrir a la Corte de Apelaciones de Puerto Montt. Veremos qué argumentos tuvo la jueza Patricia Miranda. Pero de todas maneras vamos a recurrir este fallo”.