Hola amor, buen día. Seguramente estas durmiendo soñando con mundos que yo no te puedo dar y lejos estoy de querer interrumpirte. No voy a llamarte por teléfono, enviarte mensajes o dejarme caer en la puerta de tu casa. No es que me falten ganas, eso quiero que lo sepas, es simplemente que no puedo ni debo perturbar ese espacio sagrado en donde vos junto a toda tu belleza se entregan al olvido. A veces tengo celos de tu sueño y de todo lo que ahí pasa. No tengo manera de saber si vos soñás conmigo, con nosotros juntos y ensamblados o con cosas que prefiero no saber. Pero si quiero dejar por escrito que yo sueño todas las noches con vos y por eso me levanto tan feliz a la mañana.

Estuve mirando en los actos de la naturaleza el significado del amor. Ya se, no me lo digas no hace falta, que los animales no tienen cultura. Ya se que no viven en sociedad, que carecen de reglas y de contratos sociales. Que no deben presentar explicaciones o dar respuestas. Dónde estuviste anoche, por qué no me atendiste el teléfono, qué pasa que mis correos no tienen devolución. Se que los peces están en la misma, las aves también. Pero no se si has notado que en internet – esta cárcel que nos aleja y nos acerca como las cárceles reales, el estado de coma o el limbo – proliferan las imágenes de diversas especies dándose amor. No, no hablo de la cópula de osos que me pasaste el otro día. Video que por cierto me resultó muy entretenido e ilustrativo. Hablo de la foto de búhos dándose un beso, es un furor. La de los caballitos de mar recién nacidos, todo un éxito. La de el ciervo junto al zorro, un must. La de los lobos en la nieve enroscados durmiendo juntos, un suceso. De esas fotos hablo y permitime, no te vayas todavía, decirte algo. Ahí nos veo a nosotros, te veo a vos, me veo a mi.

Nos encuéntro representados en esos momentos de la naturaleza. Se parece tanto a esos momentos en donde no pensamos y sencillamente hacemos las cosas que sentimos. No hay juicios de terceros, no hay miradas intrusivas. Vos te olvidas de lo que dicen tus amigos de mi y yo me olvido de que vos no hace nada para que tus amigos callen. Se que te cuestan esas cosas, intento tener paciencia. Debe ser difícil para un varón la rebeldía. Tanto te obligan a representar un papel que te lo terminas creyendo, sobretodo vos que necesitas sobre actuar. Porque cuando estás conmigo no te reís de mi sensibilidad ni de los gestos de cariño que te brindo. No pensás que soy tonta, no decís que lloro por pavadas. Por eso siento que cuando estás conmigo esta en la naturaleza y cuando estás con tus amigos estás en sociedad. Y yo prefiero ser una fuerza de la naturaleza antes que una razón social.

No te compre nada por favor no te enojes. Es que las cosas no siempre me salen bien y no me llevo bien con el dinero o el dinero no se lleva bien conmigo. Una de dos o las dos. Pero pensé que hoy podíamos salir, hacer cosas del siglo XX. Te puedo llamar al teléfono fijo y vos para variar atender. Hablamos un rato largo, nos contamos cosas. En el medio llevamos a cabo diversas actividades, me puedo pintar las uñas, vos podes poner tu ropa a lavar. Cuando eso se agote cortamos pero ya sabiendo que a la noche vamos a vernos. Vamos al cine – no me digas que todo el tiempo hablo del cine, no me molestes – después vamos a comer pizza. Yo me voy a permitir comer pizza adelante tuyo con la mano, vos vas a tomar cerveza. Después podemos ir a caminar, llegar hasta el río, ver la vida de la gente que no sabemos como se llama, pero vive de otra manera. En el momento exacto en donde me golpea una brisa vos me tenes que decir que yo estoy muy linda. Fingiré cierta sorpresa y algo de decoro. Yo te voy a contestar que no estás lindo, que sos lindo. Vos te vas a descolocar porque yo fui más lejos que vos. Yo te voy a decir que te quedes tranquilo, que te lo tomes como de quién viene. Vos me vas a preguntar que queres decir, de quién viene. Yo me voy a pegar a vos y te voy a decir: viene de quién te ama.

Estuve leyendo poesía, atraída por la idea de verte más seguido. Viste que la poesía no es lo mío, ni idea de lo que hablan cuando así hablan los poetas. Pero a veces cuando llegás del trabajo sin aire, cansado, siendo tan hombre como efectivamente sos, me quedo sin palabras. Entonces estoy viendo que onda. Como completo esos espacios con palabras aunque te sepa fan del silencio. Quiero ver, necesito saber como opera la palabra en vos. Desde los lugares menos pensados voy sacando ideas. Pero ahora entro a tu perfil para ver fotos tuyas y me quedo en blanco. Es que no hay palabras que describan el sentimiento que brota cuando yo a vos te veo. Sos un lindo hombre, sos un hombre bueno.

Estoy llegando al final muy conmovida por todo lo aquí escrito. Espero que mis palabras no te avergüencen y si así lo hacen entonces que tragedia tendremos que enfrentar el fin. Pero confío como confío en vos para las decisiones sabias de la vida. Como prender el calefón, que colectivo me deja mejor en Villa del Parque, a dónde iremos el próximo verano. Como siempre los fantasmas me atormentan y temo perderte. Te pido por favor, no te vayas. Sostene esto conmigo contra las peores cosas que amenazan nuestro amor.Se fuerte por mi hoy eso solo te pido. Miráme. Yo te quiero.

Author

Helena es argentina, tiene el pelo más bonito que hayamos visto y una banda que se llama Los Galgos. En Twitter @losgalgos