Hace una semana me mudé. Estaba muy contenta, porque el departamento me gustó mucho. En mi casa anterior vivía con una amiga y, como ella llegó a vivir antes ahí, ya habían muebles. Por eso, cuando me vine acá, sólo tenía mi cama y uno que otro estante para los discos y libros.

Fue así como empecé a pasearme por tiendas de muebles chiquititas y también de las grandes, apuntando en una lista todo lo que necesitaba. No me gustaba casi nada y, lo que sí, era más caro que un riñón de mi metro sesenta.

Así que empecé a pasearme por internet y se me ocurrió hacer mis propios muebles. Comencé con una mesa de centro hecha en base a palets. La terminé y como me encantó el resultado, la quiero compartir acá, por si alguien más está en el plan de amoblar su casa con presupuestos poco millonarios, mas con cosas bonitas.

Primero: los palets. Estos son soportes de madera que se usan generalmente en fábricas y bodegas. Los míos los conseguí en La Vega. Los tíos amorosos de la calle Salas me regalaron dos. Quise dos, para que la mesita no fuera tan baja. Ellos, muy simpáticos, me buscaron los menos dañados y me los dieron. Como son pesados y no me los podía traer a la casa al hombro, uno de ellos agarró su yegüita y me acompañó a la casa. Fue hermoso.

Bueno, ahora los materiales y pasos que seguí para hacer la mesa:

  • 2 palets de 1.20 x 1 metro
  • Sellante de madera
  • Diluyente
  • Brocha
  • Óleo mate blanco
  • Taladro con soporte de lija
  • Mucho papel de diario para cuidar tu piso
  • Una escobilla
  • Martillo
  • Clavos

Yo sé que cuando se lee taladro, ya da flojera. Pero ¡calma! Si no tienes uno, consíguetelo con un amigo o amiga y compra el soporte para la lija si no lo tiene. Eso cuesta dos mil pesos en las ferreterías y la lija, quinientos.

Ahora, para hacer la mesita:

En primer lugar, tienes que limpiar tus palets. Asegúrate de sacarles el polvo y que estén secos. Luego, comienza a lijarlos con el taladro. Esto se puede hacer con lija manual, pero te vas a demorar mucho tiempo. De verdad, mejor consigue ese taladro maravilloso.

Processed with VSCOcam with m3 preset

Cuando veas que ya es suficiente lijado, cuando la madera se vea limpia y suave, con una escobilla (la de la escoba, por ejemplo) limpia para retirar la mayor cantidad de polvo que haya botado el palet.

El siguiente paso será sellar la madera. Eso sí, antes aconsejo rociar con insecticida, porque, en mi caso, los palets estuvieron esperándome mucho rato en bodegas de fruta. El tarro de sellante cuesta $4.500 pesos aproximadamente y, me alcanzó justo para los dos palets. Debes mezclarlo con diluyente en una proporción de una parte de diluyente en 3 de sellante. Repasa todos los rincones del palet, por dentro y por fuera, luego deja secar.

Processed with VSCOcam with m5 preset

Yo esperé de un día para otro, pero creo que en una tarde ya está listo para el siguiente paso.

Aquí comencé a sacar clavos oxidados que encontré en las bases y, comencé a clavar algunas de las tablas que estaban más sueltas.

Para pintar la mesita, yo elegí óleo mate blanco, aunque si quieres, también puedes elegir uno brillante u otro color. Con esto, le di una mano de pintura (que también mezclé con diluyente). Luego de esperar que secara, pasé una lija manual para eliminar cualquier imperfección grande, como astillas o pelotitas de pintura.

Processed with VSCOcam with m3 preset

Processed with VSCOcam with m3 preset

Después de todo esto, comencé a montar los palets, uno sobre otro. También puedes hacer una mesa sólo con uno, pero yo preferí dos, para que quedara más alta. Yo los junté con clavos, en las maderas que quedaban en el medio, es decir, la base de uno, con la cubierta del otro. De esta forma, también gané espacios en el medio, para poner revistas o, un centro de entretenimiento para mi futuro gato.

Processed with VSCOcam with c1 preset

Cuando ya estaba todo unido, le di otra mano de pintura a todo. Es quizás lo que más demora, porque me decidí a llenar cualquier espacio que quedara sin pintar.

La mesita igual tiene opciones, como poner un cristal encima o, algo que quizás haga el fin de semana, ponerle ruedas pequeñas. En La Vega, justo al frente del mercado Tirso de Molina, por Artesanos, hay varios kioskos que venden herramientas o accesorios para construcción. Ahí encontré ruedas de camas box spring, que tienen topes, a 1.500 y 3 mil pesos cada una.

Bueno, este es el resultado final. El fin de semana comienzo a restaurar un comedor. Si queda decente y no muero en el intento, se los muestro acá.

Processed with VSCOcam with t1 preset

Author

Discos por sobre ahorros en el banco. En Twitter: @javieratapiaf