Esta semana nos enteramos, a través de la página de Facebook de la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir, que la fundación Chile Unido -tradicional bastión anti derechos de las mujeres- celebró a fines del 2018 su Noche Por La Vida, instancia en la que comparten con sus socios y buscar más donaciones. Sus animadores, Magdalena Montes y Pablo Larraín, se encargaron de eso.

En la página de la organización hay una nota del registro de la velada. En ella, aparece Verónica Hoffmann, directora ejecutiva de la Fundación, quien «hizo un llamado a fortalecer los programas de acompañamiento a nivel nacional    (seguir preocupándose del feto hasta que nace), humanicemos nuestro país, para que ninguna mujer el día de mañana exprese que si ella hubiese sabido que alguien la podría haber ayudado, y quizás hoy estaría junto a su hijo”.

También agradecieron a sus auspiciadores: empresas de alimentos como Agrosuper, Ariztía, Café D’Aroma (un café que se acaba de dejar de comprar en mi casa), Frutisa, Castaño (chao con sus quequitos), Varsovienne (filo, total me hace mal el azúcar), Soprole, Guallarauco (también, jugos llenos de azúcar), Marco Polo, Viñamar, Viña Tarapacá, Viña Aromo, Coca-Cola Andina, Nestlé. También otras como Banco BCI, Unilever, una de las clínicas donde puedes abortar solo si tienes mucho dinero y pasan por apendicitis, Clínica Las Condes; El Mercurio (pretends to be shocked), Porsche, Converse (?), Huilo Huilo y, muchas, muchas más.

Una, eso sí, llamó la atención. En la lista está el logo de la Universidad de Concepción. Y, evidentemente, inmediatamente después de la viralización de la imagen, muchas personas en redes sociales exigieron explicaciones a la universidad. Dos días después, la institución publicó un comunicado en el que negó ser parte de los financistas de acciones que atenten contra los derechos de las mujeres.

Por otro lado, se explicó que la relación de la universidad con esta organización se enmarcaba en un «estudio sobre Empresas para Madres y Padres que trabajan y no en lo que realmente se realizó, es decir, una actividad antiaborto».

Qué ordinariez de fundación y bien por la Universidad de Concepción que salió a aclarar el hecho. Eso sí, sería súper bueno que las instituciones de tal relevancia realmente investiguen los intereses de las fundaciones y ONGs con las que se involucran. Como dicen en The Good Place, una serie que a ratos es una mierda y otras veces bacán, las decisiones que tomamos tienen siempre consecuencias indirectas.

El comunicado completo acá:

(Les recomendamos la galería de fotos del evento, es como entrar a la Casa del Terror de los juegos del Mampato auspiciada por Radio Agricultura).

Author

Discos por sobre ahorros en el banco. En Twitter: @javieratapiaf