Now Reading
Fundirse en el cielo: Sobre John Green

Fundirse en el cielo: Sobre John Green

¿Qué tiene John Green que no tengan otros autores? Primero y antes que nada la fidelidad de cientos de miles de lectores y segundo la capacidad de producir un best seller atrás de otro como si estuviera seriamente determinado a reinar en los charts de la cultura joven. Como sucede con muchos artistas pop John Green tuvo su gran estallido y fue con #BajoLaMismaEstrella. Así que lo leí.

Here we go.

:1: Vivir rápido, morir más rápido.

Hazel Grace Lancaster tiene 16 años y sabe que se va a morir. No es sencillamente una adolescente pasando por una mala etapa, sabe efectivamente que se va a morir porque tiene cáncer. Hazel tenía un futuro brillante pero bajo la premisa de que pronto dejará este mundo, ella deja ese mundo brillante y se dedica a mirar realitys y a leer una y otra vez su libro favorito “Un Dolor Imperial”. Su madre le señala que padece de una depresión severa y le sugiere ir a un grupo de adolescentes en su misma situación. Ella, portadora de un tubo de oxígeno que la acompaña a donde quiera que vaya, le señala que no parece de ningún tipo de depresión, sencillamente se está muriendo. Pero como sabe, porque lo sabe, que su madre es la que sufre más accede ir al grupo. En dicho grupo conoce a Gus. Y Gus conoce s Hazel. Y Gus y Hazel se enamoran. Bajo el mismo cielo con estrellas que a medida que pasen los días se irá tornando cada vez más negro. La muerte no cede. Ni ante el amor.

Bajo la premisa de la fatalidad John Green se aleja de las influencias de Austen (típicas en la literatura YA) y se acerca más a Shakespeare dejando en claro sus intenciones desde el título que son una cita a Julio César:

“La falta no está en nuestra estrella, está en nosotros”

Esa cita será parte del destino de Hazel y Gus que tendrán en un tiempo extremadamente breve una relación profundamente larga. El estado de Gus es mucho peor que el de Hazel y ya sufrió la amputación de una pierna que lo alejó también de su futuro brillante. A conciencia de que enamorarse es la peor de las ideas y oponiendo resistencia, clásica en la vida y en la trama, el amor, que representa la vida y su continuidad, se impone. Pero en el universo extremadamente verdadero de John Green eso no quiere decir que triunfe.

Lejos de hablar de la trama un lector más adulto se puede concentrar en hablar de por qué un libro profundamente depresivo, lo es para que negarlo, es un éxito entre adolescentes. Si tengo que arriesgar algo es porque sencillamente dice la verdad y no la disfraza, ni la embellece ni la cambia en función de que las cosas sean mejores. En ese sentido John Green va por un realismo total, similar al que encontramos en “If I Stay” de Gayle Forman o “Forbidden” de Tabitha Suzuma, que no escatima a la hora de ahogar en un mar de lágrimas a sus lectores. Lo que promete John Green lo cumple y ahí aparece la muerte, que inexorablemente llega, como también el desencanto con el mundo adulto, el debut sexual, los sueños que se deben postergar, todo lo que no se va a poder hacer, lo injusto de estar enfermo entre miles de personas sanas y el egoísmo de quienes continúan vivos. Todas esas cosas están expuestas sin rodeos como una fractura y duelen como tal. Entonces ¿por qué leerlos? Porque si bien los adolescentes parecen en el hoy más adultos, no lo son. O al menos no lo son en su educación sentimental y en su crecimiento amoroso. Necesitan ayuda y necesitan crecer, como necesitan también aferrarse a algo profundamente real. Green les ofrece eso sin trabas a la lectura, si: esto también se lee fácil, lo que los ayudará más adelante a abodar cosas más complejas tanto en el plano literario como en el social.

El futuro del lector joven es el que queda siempre abierto ante la pregunta ¿pueden los adolescente migrar o saltar a cosas más complejas?. Siempre prefiero la fe al cinismo así que creo que si, que pueden. Por eso para cerrar este comentario hago una lista de cinco libros que pueden interpelar a los lectores YA y abrirles nuevos caminos a un plano literario más rico, más complejo

:2: Cinco libros para avanzar un casillero

/1/ Grandes Esperanzas de Charles Dickens

Para mi es el mejor libro de la literatura. Un drama romántico que avanza con los años y se va tornando cada vez más complejo, misterioso y fatal. De ágil lectura y con personajes que dejan una huella imborrable en la viad del lector. Cuarón supo llevarla al cine en una versión inolvidable de este clásico.

/2/ La Campana de Cristal de Sylvia Plath

Novela autobiográfica de una de las autoras más destacadas de la literatura norteamericana. El duro camino de una jovencito para abrirse paso en el mundo adulto. Medicinas, tratamientos psiquiatricos, presiones económicas y de clase. El alma tortudada de Plath combina belleza y soridez por partes iguales.

/3/ Pantalones Azules de Sara Gallardo

Novela breve de unos de los íconos de la literatura argentina. Atrevida por donde se la mire, esta novela parece escrita ayer para ser leída hoy. Otra historia de amor cruzada por la clase social, el machismo y las relaciones pre establecidas. Cuestionamiento crudo y amoros del “deber ser”.

/4/ Los Detectives Salajes de Roberto Bolaño

El libro ícono de Bolaño es una novela juvenil, de aventuras y de carretera. Ideal para leer antes de los 21 años y no dejarla ir. El abanico de personajes que despliega Bolaño en esta novela coral transitan todas las etapas de la vida. Los vemos crecer, los vemos irse, los vemos dejarse, los vemos cambiar, los vemos moris. Novela de iniciación, de lectura obligatoria.

/5/ Cornelia Frente al Espejo de Silvina Ocampo

Colección de cuentos y perlas inéditas de una de las damas de la literatura porteña. Con cuentos preciosos y también terribles. La marca literaria de Ocampo permanece indeleble en el tiempo.

+

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.