Now Reading
Hoy queremos celebrar los 10 años de Femfest

Hoy queremos celebrar los 10 años de Femfest

Conocí el Femfest en el 2005, cuando tenía 15 años. Un amigo algo mayor que yo era baterista y tenía una amiga que tocaba en una banda que se llamaba Kotard. Durante ese tiempo, con el recorría la Laberinto, unos galpones en San Francisco, el Piraña Rock y otros lugares viendo bandas tocar, hasta que un día, me avisó de las tocadas del Femfest. Estas tocadas eran conciertos pequeños para promocionar a las bandas, generar un circuito y juntar fondos para realizar el festival, cuya primera edición se hizo en el Cine España, el 5 de diciembre del 2004.

Pero volvamos a las tocadas. Fue el 7 de mayo y hacía mucho frío. Me fui al centro antiguo de Santiago una tarde, hasta llegar a Casa de Orate, en Bulnes con Agustinas. Cuando llegué, se me abrió un mundo. Muchas mujeres y hombres esperando ver a las bandas en una salita oscura, una mesa en la entrada con el bendito compilado de bandas, que cuidé años como cáliz sagrado, hasta que entraron a robar a mi casa y se llevaron una caja con mis discos.

kotard

Ese día supe quién era Hija de Perra y las Lilits. Ese día se me abrió un mundo que yo no conocía en absoluto. Me hablaron de feminismo, de creación y autogestión. Me reforzaron la idea de que esas diferencias que veía en mi entorno realmente estaban mal y que ni mi madre ni yo estábamos locas cuando lo pensábamos. Éramos muchas. Muchos, en realidad.

A las tocadas, si ibas disfrazada del tema de ese día, podías entrar con entrada rebajada. Yo fui el día de los pijamas. Habían algunas con enteritos gruesos -era invierno y hacía mucho frío- y otras con unos camisones cortos de encaje hermosísimos. Todos se hablaban, todos se contaban cosas y varias, que no me conocían y que tampoco volví a ver, se fumaron varios cigarros conmigo afuera, contándome de qué se trataba todo esto y por qué teníamos que cuidarlo.

Ese día se me abrió el mundo. Vi que aunque no todas las que se subían a tocar lo hacían técnicamente bien, daba lo mismo, porque se hacía. Eso era lo importante, era un engranaje que se estaba montando y, mejor aún, que te estaba invitando a ser parte. Después de ese día agarré mi guitarra para aprender a tocar, me atreví a tomar clases de canto para cantar mejor y un par de veces traté de vencer mi timidez extrema para cantar en público. Ese día me dijeron que todas -si queríamos- podíamos hacer canciones y cantarlas para decir lo que queríamos.

Este año se cumplen 10 años desde que se realizaron aquellas tocadas y el primer festival Femfest. La Coordinadora del mismo nombre, lleva mucho tiempo trabajando, con altos y bajos, con períodos de mucha actividad y otros más lentos, pero se ha mantenido.

Hoy, 16 de septiembre, es el día que elegí en Es Mi Fiesta para hablar sobre ellas y este trabajo, porque me abrieron a un mundo completamente nuevo, cuando tenía 15 años y espero que sigan mostrando caminos, ayudando a que las más jóvenes se ahoguen en preguntas sobre ellas mismas y el mundo en el que viven.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.