Now Reading
Los Expedientes X: la verdad está todavía allí afuera

Los Expedientes X: la verdad está todavía allí afuera

Recuerdo una época, donde no existían los celulares ni las grandes computadoras. Una época donde el streaming online de series no existía y donde Internet era para pocos, y donde, las series se veían por los canales de cable sí o sí. Si tenías suerte, daban un capítulo nuevo, y sino, era alguno repetido pero se veía igual y mientras se contaban los días para un nuevo estreno que aquí llegaría, por lo menos, un año después. Crecí viendo series en este marco. Para muchos hoy en día, puede ser extraño y resultar imposible el tolerar vivir una serie de esa manera, pero así lo hacíamos aquellos que hoy tenemos más de 30 años.

Una de esas series que recuerdo con tanto amor es Los Expedientes X, que nos llevaba de conspiración en conspiración y a descubrir lo paranormal de la mano del agente del FBI Fox Mulder y de Dana Scully. El primero, obsesionado con los extraterrestres por la supuesta abducción de su hermana y dedicado a la búsqueda de la verdad, y la segunda, científica y médica racional. Esta dupla, con muchos otros personajes clásicos de la serie, se convirtió en un éxito enorme que, a día de hoy, es recordada como una serie de culto.

Hoy el mundo es otro pero aún parece tener un lugar especial reservado para éste tipo de series que nacieron en otra época, con otros números de rating y otras expectativas a colmar. Los Expedientes X volvieron a la tele, más de diez años después de su finalización, pero esta vez pueden llegar al streaming, al torrent y a la TV por cable, todo de una sola vez y para todos aquellos que quieran verla. No estamos hablando de una remake ni de una re imaginación. Estamos hablando de la décima temporada de la serie, que conserva su presentación original para fascinación de nosotros los fans y que trae a los mismísimos Mulder y Scully otra vez, solo que ahora están más grandes, y tienen esa huella de melancolía que dejan los años al pasar, pero sin perder la sagacidad y la personalidad que tanto los caracteriza.

X-Files_1001_060815_sc28_0013DJ1_hires1.0

Honestamente, no pedía mucho. Con mantener el espíritu original era suficiente. Pero Chris Carter, el genio detrás de la serie, sabe cómo actualizarla a los tiempos que corren sin perder lo que hizo que, en el pasado, la amemos. Conspiraciones eternas, abducciones extraterrestres, mentiras gubernamentales: los mismos temas de siempre que atrapan de la misma manera una y otra vez, y todo eso estuvo en los primeros episodios que fueron magníficos. Como si fuera poco, Carter nos obliga a agradecerle la cantidad de guiños y de referencias a las viejas temporadas que representan un guiño invalorable para los seguidores más fieles que nos estábamos comiendo las uñas esperando este regreso. Y, vale la pena agregar, se toman el trabajo de recordarnos cómo era la vida sin Google y sin toda la parafernalia que nos rodea y, aun así, resolver casos increíbles. Nosotros somos “pre-google” como vos, Dana Scully.

Para mí, como para muchas otras millones de personas, este es un momento hermoso que muchos ansiábamos poder vivir. Los Expedientes X representaban una manera de ver el mundo, las dos caras de una misma moneda en sus protagonistas y planteaban incógnitas universales como ser si estamos solos en el universo o si somos juguetes de algún gobierno que intenta ocultar alguna verdad. Que hoy regresen a la pantalla es un signo de que como serie es atemporal, porque los temas en que se centraba la serie nunca pierden ni van a perder vigencia. Pero más allá de eso, estamos hablando de otra manera de hacer televisión y de pensarla y, lo más fascinante, es que la estructura en la que se sostiene este programa es básica, no necesita extensos saltos en el tiempo, ni andar aclarando constantemente que es lo que estamos viendo con diálogos obvios o sin sentido. No necesita aggionarse para resultar atractiva al televidente. Tiene los dos elementos que yo considero básicos y claves para tener éxito: personajes elaborados con los que generar empatía y una historia sólida, para contar en un tiempo definido de episodios con un claro principio y final. Y si, considero que derriba por KO a las miles de series que andan dando vueltas y que terminan agonizando en el cementerio de la series canceladas que nadie recuerda.

x-files-reboot

Me emociona mucho poder vivir hoy este regreso y saber que esta serie podrá llegar a un público que, quizá, ni siquiera la conoce. Sinceramente, no me importa cómo va a terminar esta nueva temporada de seis episodios ni me importa si los próximos capítulos son tan buenos como uno espera o no. La recompensa que recibe el televidente va por otro camino, y por el simple hecho del regreso ya estoy agradecida, pero créanme cuando les digo que vale la pena ser parte de este momento, vale la pena salir corriendo a comprarse todas las temporadas, o bajarlas a la computadora y descubrir un universo televisivo que ya es imposible de encontrar. Y vale la pena, aunque nunca la hayan visto, darse una primera oportunidad ahora porque les aseguro que no se van a arrepentir.

Los expedientes X me emociona también porque me trae recuerdos de mi vida, como entrar de la mano de mi papá al cine para ver la película de Mulder y Scully en un cine que, a día de hoy, ya no existe, y también me emociona, porque me recuerda todo aquello que inocentemente creíamos, porque esta serie te hacía sentir -como le pasaba a Mulder- que podías cambiar el mundo. Hoy ya no somos tan ilusos, y Mulder tampoco lo es, pero rescato algo que él mismo deja en claro en este regreso y que yo comparto: quiero creer y creo que, en algún lugar allá afuera, aún está la verdad esperando ser descubierta.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.