Amber Coffman y otras músicas acusan de abuso sexual a publicista

Amber Coffman de Dirty Projectors utilizó su cuenta de Twitter anoche para relatar un hecho lamentable, en el que fue sexualmente acosada por el publicista ligado a la música Heatcliff Berru, fundador de Life Or Death PR & Management, una empresa que maneja artistas como Cloud Nothings, Kelela, DIIV, Of Montreal, Tyler, The Creator, King Krule y Little Dragon, entre otros. El día de hoy Wavves declaró haber terminado su relación laboral con Berru a raíz de estos hechos.

Esta es la traducción de los mensajes que publicó a través de su cuenta:

Estaba recordando una historia sobre cómo un publicista de música muy popular se frotó en mi culo y mordió mi pelo en un bar, hace un par de años.

Este era alguien que apenas conocía y acababa de conocer. Lo hizo frente a 4 de mis amigos varones. Todavía me enojo mucho al pensar en ello.

Sigo enojada conmigo misma por no haberle dado un puñetazo en la nariz, me congelé. Un extraño instinto de supervivencia, supongo.

Sólo estaba mirando a su roster [lista de artistas con los que trabaja] actual y es increíble. Está compuesto de personas que conozco incluso. Es curioso cómo la gente de mierda puede tener tanto éxito.

Y en caso de que alguien se pregunte quién es el hijo de puta que se frotó en mi culo y me mordió el pelo, no tengo miedo de decir su nombre.

Fue Heathcliff Berru de Life Or Death PR y MGMT.

Muchas mujeres me han dicho que tienen historias terroríficas sobre él hace años, pero están asustadas de hablar. Y los hombres pasan este tipo de hechos por alto y siguen contratándolo.

Estoy cansada de tipos peligrosos y depredadores sexuales que consiguen un pase de sus “bros”. Ármate de valor y cuéntale a tus amigos.

Amber, además, explicó que aunque mantuvo silencio en público, cuando esto ocurrió se lo contó a Domino Records y ellos decidieron inmediatamente apoyarla y dejar de trabajar con Berru.

A raíz de estas declaraciones, otras mujeres ligadas a la industria musical comenzaron a compartir también sus horribles experiencias con el mismo hombre. Una de ellas fue Beth Martinez, conocida por su trabajo de PR con proyectos como Holychild y MØ. “En repetidas ocasiones puso su mano bajo mi camisa , mientras conducía para dejarme en mi casa, luego de decirle muchas veces que se detuviera. Además, estoy bastante segura de que fui drogada por él o miembros de su equipo en más de una ocasión”, afirmó a través de su cuenta.

Todas explicaron que sentían mucho miedo de hablar en el momento en que estos hechos ocurrieron. Algunas porque sentían que serían perjudicadas, otras veían que sus entornos no las iban a apoyar e incluso, que la veracidad de sus testimonios serían cuestionados de manera pública. Estos motivos son los que todas las mujeres sientes como barrera al momento de enfrentarse a situaciones de acoso sexual o violencia de género de cualquier tipo, en cualquier ámbito, país o lugar de trabajo.

Es hora de que en todos nuestros círculos comencemos a decir de forma clara y pública qué es lo que nos pasa. Quién nos violenta y de qué manera lo hace. Es la única manera de defendernos, mientras los sistemas judiciales y el entorno nos sigan jugando en contra.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.