Bite Me: Felicidad en Casa Vampiro

Vladislav, Viago, Deacon y Petyr viven juntos hace mil años y no es una metáfora. Viven juntos hace mil, miles en realidad, de años porque son vampiros. Sin apelar a que la gente descubra el verdadero yo de cada uno de estos personajes la película se plantea como un falso documental que sigue la vida cotidiana de un grupo de vampiros.  Movimiento inteligente de los directores Taika Waititi y Jemaine Clement plantear la  película de esta manera para poder darle otra vuelta a una historia ya desgastada, desde mucho antes de la llegada de Crespúsculo,  que ya venía dando esporádicos signos de nueva vitalidad con sucesos  como el de Let the right one in.

Pero Casa Vamprio no es un drama, no es una película de terror, es una comedia y eso significa que este género también recibe su buena dosis de oxígeno.  Asustar y hacer reir parecen ser las empresas más complicadas en estos días, la vida es demasiado terrible o demasiado opaca para que las sensibilidades afloren de manera espontánea. La saturación de noticias en tiempo real y la saturación de series de todo tipo generan, se quiera o no, un tipo de alienación que no logra vincularse del todo con los tiempos del cine. Por cuestiones como estas, que exceden al cine desde ya, una película como Casa Vampiro es relevante en varios planos y de eso se trata el arte y las obras que lo constituyen. Casa Vampiro gana terreno por fuera de la comedia de moda, cínica, apelando a la ternura, la inocencia y el descubrimiento de un nuevo mundo. Porque estos vampiros, todos queribles a su manera, saben mucho del inicio de los siglos pasados pero poco acerca de este que habitan. De ese no saber se desprenden conocimientos para y desde el nuevo mundo, mundo al cual reaccionaran cada uno a su manera que esta más conectada con la niñez que con la adolescencia.

Entonces como niños van descubriendo juguetes y modos nuevos de parte de amigos que incluyen en su círculo, un nuevo vampiro y su amigo humano, que les brindan las nuevas maneras de interactuar, mostrarse al mundo, dejarse ver. Aparece obviamente internet que brinda una serie de posibilidades que van desde buscar un pañuelo de seda perdido en 1912 a las selefies momento hedonista que todo vampiro que se precie de tal se merece. En el medio por supuesto estan los sirvientes, humanos que trabajan para lograr la vida eterna, y la representación mas delirante de la gama de tribus urbanas: hombres lobo, zombies, brujas, criaturas del más allá conviviendo en Wellington, Nueva Zelanda.

Lo primero que se nota en Casa Vampiro son las referencias al cine pero también están presentes las líneas literarias que abarcan el romanticismo alemán de Werther y la creación del Don Juan de Tirso Molina, como también el airte gótico tan presente en la escritura de Mary Shelley o las tensiones entre nidos de vampiros massculinos tan presentes en los libros de Anne Rice.  La multipllidad de referencias, solo nos falta nuestra amada Buffy, no llega a opacar la película que se sirve de todo esto como marco de referencia pero no como homenaje cinéfilo para pocos.

La sensibilidad de Casa Vamprio esta entonces abierta a todos lo cual deriva en un tema recurrente en el panorama cinefilo porteño y sus mitos ¿Estrena el BAFICI películas sobre un hombre que mira una planta durante 7 horas?. No me consta, pero si me consta que estrena películas como Casa Vamprio que viven su sensación durante esas dos semanas, carteles de entradas agotadas mediante, para luego caer en una lucha por el espectador que quizás no sabe que se esta perdiendo algo pensando y filmado para él.  Por eso es importante difundir e invitar, no defender ya que las obras de arte se defienden solas, estrenos como este en una cartelera dominada por Avengers, que es una buena película, pero no la única.

Casa Vampiro logro sortear su primera semana para garantizarse otra semana más. No estaría mal leer el jueves que viene que va por una tercera. Todo aquell que brinda felicidad tiene algo de heroíco en sus gestos y este estreno es un gesto heroíco que apela a la felicidad ese estado que queremos que dure tanto, quizás para toda la vida. Como duran los vampiros.

+

Casa Vampiro dispone de nuevos horarios para esta semana que se pueden consultar en el facebook de su distribuidora oficial:

 https://www.facebook.com/trencine

+