Now Reading
Kit de felicidad semana #1

Kit de felicidad semana #1

Esta es una lista de sugerencias hecha sin más motivo que reunir algunas cosas que te pueden hacer feliz, porque en los estados miserables me ha ayudado y deseo compartir la felicidad con el mundo.

Eso, felicidad y amor gratis.

Primero, este compilado de Polyvinyl de su aniversario de 15 años. Siempre es efectivo. Tiene de todo: felicidad absoluta con Someone Still Loves You Boris Yeltsin, Headlights, Kungen, matt pond PA,  Volcano, I’m Still Excited!! y Vivian Girls, así como también mucha ruina emocional, con American Football, Owen y Rainer Maria. Para ser feliz, es necesario recordar que aquella pesadilla llamada tristeza, depresión o infamia miserable existe, pero sirve, porque nos recuerda que estamos vivos y que, un día, al ver una foto de un corgi en un arcoiris, nos ponemos felices. (Lo puedes bajar acá)

Otra cosa que siempre me resulta es caminar escuchando esta canción con el volumen al máximo. Aunque mejor es ver el video y gritar ‘oh, oh, oh, oh, oh, oh ohhhh’ en la casa, porque para eso una vive sola. Para gritar las canciones.

When they love you and they will
Tell them all, they’ll love in my shadow
And if they try to slow you down
Tell them all, to go to hell

Otro recurso es disfrutar de la mejor época -para muchos- de Britney Spears, es decir, aquellos años entre el lanzamiento de Britney y el In The Zone: mucho hit, mucho abdomen perfecto y coreografías maravillosas, bailadas con ganas.

Pues bien, esto es bastante relativo. Para mí, su mejor época es Blackout y, para esto, debo volver al concepto de ruina emocional del primer punto. La ruina emocional de Britney Spears, que fue posible apreciar desde este momento,  se desató justo antes de lanzar este maravilloso disco en el que metió mano hasta Robyn. Es un disco oscuro y rancio, como el peor after del centro de Santiago, donde una cantante que siempre fue perfecta te está diciendo “estoy hecha mierda pero sigo lanzando discos y dentro de mi miseria lo estoy pasando bien igual” o algo así. Blackout es una época triste, sí, pero también me llena de esperanza. La verdad es que podría hablar horas sobre este disco, pero ahora no es el momento, quizás algún día lo explique mejor.

El punto es que para muchos, desde el 2001 al 2003 es la mejor época de La Diosa. Para ellos, les sugiero bailar y cantar mucho ‘Boys’ y ‘I’m a slave 4 u’. Ahora, si te gusta más Blackout, baila la pena con ‘Break the ice’ y ‘Piece of me’.

¿Con qué son felices ustedes?

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.