Al mismo tiempo que Revolución Democrática realizaba su Lollapalooza de izquierdas, el festival A Toda Marcha, la facción del partido de la Región de Los Ríos, emitía un comunicado el día viernes 19 de octubre, congelando su participación y criticando abiertamente a la organización, por su negligencia y mal proceder frente a la denuncia por violación en contra de Gabriel Ramírez, caso reporteado y destapado por Es Mi Fiesta,  en agosto de este año.

“El pasado 03 de agosto el medio online Es Mi Fiesta publicó un reportaje nombrado #Hermananotecreo, que daba a conocer una denuncia de violación de una compañera del Frente Amplio hacia Gabriel Ramírez, militante de Revolución Democrática y que hace un tiempo atrás aún era Consejero Político del partido. Como región no podemos pasar por alto este hecho; porque provocó dolor, rabia e impotencia el saber que una situación así se arrastraba hace tantos meses y sobre todo, que de muchas partes reinaba la indiferencia, ya que, nuestras compañeras no pueden estar tranquilas en un partido en el cual no se considera de extrema gravedad que hayan abusado de una compañera de nuestro conglomerado político, justamente en un momento histórico en el que ellas son quienes hoy piden los que como sociedad les debemos y es justo”, indican en la carta.

“Hoy, a ya a casi dos meses de que este reportaje haya provocado que se acelerara el procedimiento ante el Tribunal Supremo -procedimiento que está viciado desde su origen – vemos que no se ha avanzado porque la militancia no ha sido mayormente informada y lo que nosotros supimos es que el proceso estuvo detenido por temas administrativos, lo que nos parece grave. Tan grave como que a la fecha no hubo una muestra desde la dirección nacional a su militancia de querer informar detalladamente en que se encontraba la denuncia, de dialogar en los diferentes espacios. Creemos que es insultante que habiendo ocurrido un hecho de este calibre, se haya seguido como si nada pasara”.

Por otro lado, precisan tres ideas principales. En primer lugar, “no hemos olvidado el hecho y no seremos indiferentes. Hoy RD está al debe con su militancia, sobre todo con sus compañeras que no son números, son personas que dan su tiempo a un partido en el que creen y por el que trabajan, y que como mínimo deberían sentirse seguras en este espacio de confianza, porque ya harta es la inseguridad que ellas sienten todos los días en una sociedad machista y violenta como la actual, por la que estamos luchando para cambiar”.

También indican que no se sumarán a ningún tipo de actividad abierta, “porque no nos sentimos con la tranquilidad de estar representando a un partido que nos tiene en esta situación. Por tanto y en lo pronto, tampoco nos sumaremos a realizar la actividad “A toda Marcha” que es convocada por RD a nivel nacional y que a nivel de regiones se organiza con el Frente Amplio. En este momento como región estamos llevando un proceso de reflexión y diálogo en torno a cómo vivimos la militancia, en cuanto a la seguridad que nuestras compañeras hoy sienten en este espacio, que debe ser de ellas, que debe ser seguro, a como hoy los compañeros enfrentamos este tipo de situaciones, etc”.

Además exigen respuestas. “Se denunciará a cada uno de los integrantes del Tribunal Supremo, por exceder de las facultades propias de tribunal disciplinario, ya que un caso de este tipo nunca debió ser investigado por nuestro Tribunal Supremo, lo que corresponde es cualquier antecedente de crimen, delito o falta debe ser entregado al Ministerio Público y suspender al militante, nada más. Con esto queremos marcar un precedente para que nunca más nuestro Tribunal Supremo se arrogue facultades que solo al Ministerio Público le corresponden”.

Sin duda, llama la atención que a tres meses de hacerse público este caso de irregularidades y revictimización institucional hacia una mujer, desde una organización que levantó una campaña presidencial feminista, sea la primera vez que un sector de Revolución Democrática cuestiona de forma pública y clara el actuar del TS y también de quienes tomaron las decisiones frente a esta denuncia. Quizás, realmente suceda algo que me han mencionado diferentes mujeres militantes, después de la publicación del reportaje: nadie quiere decir nada en público, porque nadie sabe quién en el futuro puede ser diputado o diputada. Nadie sabe quién puede estar por encima de ti, en términos de poder, en algunos años más. El silencio es el protagonista, una vez más, a costa de la seguridad y el desarrollo en la vida pública de las mujeres.

Author

Discos por sobre ahorros en el banco. En Twitter: @javieratapiaf