Esta vez vengo a recomendar un pequeño libro de Ediciones Espartaco: Tres textos de una feminista del siglo XIX de Flora Tristán. Para aquellas que quieran comenzar con el estudio del feminismo se los recomiendo, se recopilan tres ensayos: Por qué menciono a las mujeres; Mujeres públicas y Asilos. Es corto y perfecto para una introducción a este gran personaje en la historia del feminismo moderno.

Tristán fue feminista y socialista, su primer ensayo trata sobre cómo la mujer es y ha sido considerada una “raza inferior”, en el año que escribe, 1843, se dirige especialmente a las mujeres y hombres de la clase obrera, los compele a abrir los ojos ante la desdicha que es nacer fémina y el daño que hace dicha discriminación a toda la sociedad. En sus palabras: “es a la sociedad a la que acuso de mantenerlas incultas a ustedes, mujeres, que tanto necesitarían ser instruidas y desarrolladas para que a su vez puedan instruir y desarrollar a los hombres y niños que están bajo sus cuidados”.

Lamentablemente, el tema que se tocaba hace más de cien años sigue siendo relevante hoy, en un tiempo que la mayoría cree “post-feminista”. Tanto en los países en vías de desarrollo como aquellos llamados erróneamente del “primer mundo”, se ven afectados ante la discriminación de las mujeres en el sistema escolar, ya que existe una correlación directa entre la educación femenina y los niveles de desarrollo (no tan solo económico) de las diversas regiones.

El segundo ensayo, Mujeres públicas, se centra en el tema de la prostitución del Londres del siglo XIX, al leerlo sorprende constatar que las circunstancias no han cambiado mucho, desde los métodos de la prostitución hasta aquellos para captar mujeres y niñas que desconocían que iban a ser vendidas como prostitutas. Para Tristán, la prostitución es consecuencia de la situación desventajosa de la mujer en la sociedad: “Las mujeres son excluidas de los trabajos del campo y cuando no son ocupadas en las manufacturas, no tienen otro recurso de vida sino la servidumbre y la prostitución”.

Finalmente, en el tercer ensayo, Asilos, Tristán nos explica la importancia de la educación temprana y gratuita para los niños y niñas de la clase obrera, sin distinción de sexo. Es una idea muy avanzada para su época donde ambos se educaban de forma diferente y separada. Tres textos de una feminista del siglo XIX  es un buen libro como introducción a Flora Tristán, de rápida lectura, se pueden hacer paralelos con las situaciones actuales y darnos cuenta cuánto nos queda por avanzar.

Author

Periodista a medias y editora a tiempo completo. Bibliofílica y amante de los gatos. En Twitter, @lamliet.