Muérete.

Eso es lo único que pude pensar apenas escuché al eurodiputado polaco ultraderechista, Janusz Korwin-Mikke, en su “argumentación” en medio del debate sobre la disminución de la brecha salarial. “¿Sabe usted qué papel ocupaban las mujeres en las Olimpiadas griegas? La primera mujer griega, ya se lo digo yo, estaba en el puesto 800. ¿Sabe usted cuántas mujeres hay entre los primeros 100 jugadores de ajedrez? Se lo diré: ninguno. Por supuesto que las mujeres deben ganar menos que los hombres. Porque son más débiles, más pequeñas, menos inteligentes, y por eso tienen que ganar menos”.

¡AAAAAAAAA!

Ya venía pensando “¡qué subnormal!”.Cinco minutos antes leía en Facebook a un tipo poniendo en duda denuncias de violación y diciéndole a mujeres que le contra argumentaban esa cosa tan horrible, tan despreciable….”¡cálmate!”.

Que levante la mano la que lee este tipo de mierdas todos los días.

Bueno, pasó esto. Ese señor con el cerebro y el corazón de alquitrán dijo esa estupidez, pero salió Iratxe García (eurodiputada del PSOE) a responderle, en medio de gritos de otras integrantes del Parlamento. Me encantó que tuviera que contener su rabia, porque se notaba que sólo quería saltar su escritorio y tirarse encima para azotarle la cabeza contra el suelo. (En mi mente esto último sucedió <3 )

“Mire, señor diputado. Según usted, según sus teorías, yo no tendría derecho de estar aquí como diputada. Y sé que le duele y le preocupa que hoy las mujeres podamos estar representando a los ciudadanos en igualdad de condiciones con usted. Yo aquí vengo a defender a las mujeres europeas de hombres como usted”, respondió ella.

¿Cuándo jubilan este tipo de esperpentos?

Mientras esperamos que se guarden bajo siete llaves, pueden ver el video acá:

Author

Discos por sobre ahorros en el banco. En Twitter: @javieratapiaf