La música chilena es variada, pero muchos creen que -en esa variedad- se cruza un punto de nostalgia o tristeza. Francisco Heredia y su proyecto musical, Poder Fantasma, se aleja de aquellas características y presenta sus propias preocupaciones traducidas en canciones energéticas y llenas de odio.

Nos abre las puertas de su pieza para poder conversar de lo que será su próximo disco pronto a lanzar. Nos muestra el lugar donde ocurre la mayor parte de lo que es el proceso de componer y donde Poder Fantasma se forma en primer lugar.

—Lo que más te gusta de tu pieza.

Me gusta poder grabar en mi pieza. Siento que es como un arma de doble filo, porque puedo hacer lo que quiera, como grabar, tocar… Mis papás nunca le han puesto color porque toque (mientras no lo haga a las 5 de la mañana) pero también eso trae problemas, porque uno se empieza a rayar mucho. O sea, tú duermes  acá, te despertai y puedes grabar altiro, y a veces eso te sobrepasa. Hay una pieza acá que es como una biblioteca y me fuí a dormir allá un tiempo cuando estaba grabando el disco, era mucha la presión.

—¿El color y la decoración de tu pieza tiene algún significado?  

Sí y no. Por ejemplo, hay cosas que encontré en la calle y otras que son regalos. Colección de varias cosas, de recuerdos.  Me gusta que tengan varios colores, me hace sentir más cómodo.

—El recuerdo más bonito.

Cuando empecé a grabar Poder Fantasma (que lo grabé aquí). Venía de tener unas bandas que no habían funcionado entonces dije “ya chao, voy a grabar mis cosas en mi pieza” y ahí partió todo. Me sentía tan solo, pero al mismo tiempo tan lleno de grabar solo en mi pieza.

—Objeto de tu pieza que guardarías siempre.

Los recuerdos que tengo de amigos, cosas que me han regalado. Lo otro son puras cosas materiales, no tienen mucho significado para mí, más que herramientas que ocupo para grabar. Lo que me han regalado ya tiene un significado, eso me importa más.

—¿El grabar en tu pieza te da más libertad?

Sí, lo que pasa es que cuando compongo y grabo (que es un proceso que hago mucho junto) cierro mi puerta y estoy solo. Es un proceso muy íntimo y esa intimidad hace que no piense mucho en lo que van a pensar los demás de mis canciones, que es algo que siempre me pasaba cuando tenía banda, mientras que ahora me concentro sólo en lo que yo pienso que esté bien.

—¿Por qué ponerle Poder Fantasma a tu proyecto y no tu propio nombre?

Porque encontraba que mi nombre era como un cantante español, Francisco Heredia.

—¿Cuándo se mueve el proceso creativo?

Depende mucho. Nunca he sido de componer siempre, sino que de repente hay períodos en los que no me nace nada y de repente hay períodos en los que hago muchas canciones. Es muy aleatorio.

Hay canciones que nacen porque ‘ya, quiero hacer una canción que sea como punk’. Hay otras canciones que han nacido de cosas que me han pasado, pero pasan muchas cosas, no hay una línea exacta por la que me guío.

—¿Tienes una estructura para grabar?

Sí, existe una estructura que me incomoda caleta, que es como que cuando empiezo a grabar sé que va a haber un teclado, una guitarra y una batería. Eso me está choreando un poco, porque todo es siempre lo mismo. El disco todavía lo hice bacán, muy feliz y disfrutando eso pero ahora ya estoy como que quiero empezar a hacer otra cosa, no sé, quizás hacer una canción con violines. No tengo prejuicio a que tenga un estilo determinado y eso es lo bacán, que como puedo hacer mi propia música puedo hacer lo que se me dé la gana.

—¿Cómo fueron tus primeras experiencias componiendo?

La primera canción que grabé fue en tercero medio, ahí ya estaba con que quería grabar y empecé a investigar en el computador. Al tiro me llamaron la atención las baterías por Depeche Mode, Los Prisioneros y todas esas cosas.

Tuve una banda en el colegio, tuve otra más “brígida” (que fue cuando entré a la u con unos amigos) y ahí ya ponía mis canciones, pero eran más rock y yo quería meter sintetizador pero no cachaba bien cómo hacerlo. Nunca funcionaban,​ porque en ese momento ya tenía el microKorg, y me empezaron a gustar mucho los arpegiadores, y ellos eran más la onda del jazz, entonces como que se ofendian de que yo tocara una tecla y sonara algo brígido. Eso me dio paja, porque yo lo encontraba un sonido muy bacán, una forma muy bacán de hacer música y cuando empecé con poder Fantasma dije ‘ya voy a hacer una cosa tan simple, que sea como todo el rato una nota’ yéndome al otro extremo. Era música muy fácil de tocar y eso me hacía sentir muy bien.

—En comparación a cuando iniciaste y en relación a tus composiciones, ¿sientes que has avanzado?

Más que avanzar me he sabido manejar mejor en todos los aspectos, como en grabación y en composición. Ahora puedo experimentar más. Ahora escucho mi EP y siento que era muy simple. Le pude haber agregado muchas más cosas, pero son cosas que en ese momento no cachaba y lo encontraba la raja.

—¿Cómo ha sido la integración de gente a tu proyecto?   

Antes tocaba la guitarra yo, cantando con la base y el microkorg al lado. Le ponía Scotch a la tecla para que sonara todo el rato  y ahí tocaba encima. Toque así como cinco veces y después dije “no, tengo que agregar gente”. Ahí encontré que era bonito la forma de una banda, le da un aspecto mucho más llamativo.

Siempre ha sido un proyecto abierto. Ahora hay gente con la que hablé y quise que fueran los oficiales, que son el Gabo (que ha tocado siempre en Poder Fantasma y se motivado mucho con el proyecto), el Camilo (que también toca teclados) y la Kathy, que es una amiga, ella toca guitarra y canta, porque las canciones del disco tienen tonos súper altos

—¿Tratas de mostrar tu propia visión y vivencia de temas sociales en tus canciones?

Yo nunca dije “ya, voy a crear un tema sobre eso”, sino que nace porque es un tema que converso mucho con mis amigos y con mi familia. Van saliendo solas las letras cuando improviso. No sé por qué no me habrán salido de amor, por ejemplo, pero si me salen de esas cosas.

Por ejemplo “¿Por qué no tiramos una bomba en la moneda?”, tenía la música hecha hace rato y estaba pensando qué letra le ponía. Yo me bajo todos los días en el Metro Moneda cuando voy a la u, entonces era un lugar que estaba ahí siempre y de repente se me fue ocurriendo sola la letra, porque inconscientemente lo tenía ahí.

Hay mucha gente que expresa mucho más los sentimientos en sus canciones a través de lo emo, lo triste, pero yo siento que a mí me pasa con la rabia y el enojo.

—Esa canción y muchas de Poder Fantasma tienen tendencia a ser muy explosivas con la letra.

Claro, y va la música con la letra. Yo antes cuando me enojaba dejaba la cagá, era como un hueón muy exagerado. No sé, me echaba un ramo, llegaba y tiraba las hueas. De hecho, de ahí cuando empecé a hacer esas  canciones se me pasó. Ahora expreso mi enojo cada vez que las canto, y no he tenido la necesidad de expresar tristeza. Mi manera de sufrir es a través del odio.

—¿Tú crees que eso te diferencia de la escena?

Sí, me diferencia. Al principio no lo sabía y después gente me lo empezó a decir, finalmente reflexionándolo bien me di cuenta de que sí. Igual me gusta eso, pero también me cierra caleta a que me inviten a algunas tocatas, o por el contrario, a veces me invitan a tocatas y la gente queda así como “qué es esto”. Igual el EP no da bien la imagen de lo que es Poder Fantasma, yo espero que cuando salga el disco la gente entienda mejor.

—Dentro de tu proyecto podemos encontrar que, si bien todas las canciones tiene una esencia, cada una de ellas es distinta a la otra. ¿Es algo voluntario?

Cada canción tiene una inspiración en alguna otra canción. De repente, me gusta mucho una banda y traduzco todo esa necesidad en una canción, por eso yo creo que cada una es distinta. Me gustan los discos en los que cada canción tiene un color distinto y siento que los teclados de mis canciones les dan los distintos colores. Cuando escuchen el disco se van a dar cuenta de que ningún teclado es el mismo, porque la gracia es esa.

Hablamos también de los tres primeros adelantos que gentilmente nos dejó escuchar: “3017”, “Tengo insectos en mis zapatillas”, “Tierra” y “E.P.E.M.”.

—”3017″.

Son mil años más. Me gusta caleta investigar sobre el futuro, todo lo que tenga que ver con la extinción de la especie. Hay algo que me llamó mucho la atención que es que cada cierto tiempo hay extinciones masivas. Antes de los dinosaurios, hubo otro tipo de animal y murió de la nada. Después los volcanes explotaron, se llenó de CO2 y los dinosaurios murieron. Ahora  existen los humanos y de nuevo estamos llenos de CO2 por culpa de nosotros. Siempre se repite la misma historia, entonces mi pregunta es no sé qué pase en mil años más.

—¿Si seguiremos vivos?

Claro, y en ese tiempo (enero) estaba el tema de los incendios en el sur, por eso se me ocurrió la letra “el mundo se quema para tener dinero” (de hecho, eran los bosques, pero encontré que tenía más sentido). El ser humano trabaja, tiene dinero y está quemando el mundo, pero no se da cuenta.

—”Tengo insectos en mis zapatillas”.

Tengo insectos en mis zapatillas, que va a ser la que abre el disco, es una canción que tiene mucho que ver con lo que es mi día a día en mi pieza, lo que pasa cuando duermo en mi pieza y lo que pasa cuando compongo en el día.

Yo tengo caleta de parálisis de sueño, me pasaba muy seguido y me despertaba alucinando cosas. Un amigo de mi mamá que es súper hippie vino y me dijo “tú tienes un portal en tu pieza, a otra dimensión y  lo estás sintiendo” y yo estaba para la embarrada. Quién sabe si es verdad o no. Otra gente me dijo “es una hormona que se está liberando más, tienes que tomar esto”. Cada cierto tiempo paran pero ahora me sigue pasando, y me pasa a veces en la casa de otras personas o en el sillón.

Se mezclaron esas cosas y se formó una canción muy brigida. La música está inspirada en The Prodigy, me gustó caleta ese estilo y quise hacer una canción así.

—Respecto al tema de los portales, ¿tú crees en algo?

Yo creo en el universo, que todo está conectado. Justo ayer me contaron la teoría de las cuerdas y tiene mucho que ver con que todo está conectado. La teoría del enlazamiento cuántico.

Se supone que los electrones tienen una cosa que se llama spin que hace que giren, entonces dos hueones agarraron esos electrones que estaban juntos en el mismo átomo y los separaron, uno lo llevaron a Europa y otro lo llevaron a América. Se supone que el spin iba girando en la misma dirección y cuando cambiaron el spin de uno, cambió el otro altiro. Entonces descubrieron que si llevaban una de esas partículas a Marte y la hacían cambiar de dirección, iba a cambiar instantáneamente la otra. Eso significa que están completamente conectados aunque estén separados por mucha distancia.

Siempre me han interesado mucho esas cosas, y me hacen creer que hay algo brígido que, no sé si sea un Dios, pero sí puede ser el universo.

—”Tierra”.

Más que contar la historia antigua que ya se ha contado mil veces, es contar la nueva historia que es, por ejemplo, que ahora hay una crisis en Europa y están viniendo todos a Chile urgidos porque está la embarrada ahí. Llegan acá y al tiro son jefes. Están siendo recibidos con los brazos abiertos y, no tengo nada en contra de esa gente, pero de lo que sí estoy en contra es como son recibidos.

No sé, una vez salió en un diario “Gran profesor español viene a dar clases a Chile”, era como un orgullo y al final el tipo se vino porque no tenía pega en Europa. De eso trata la canción, de cómo nos pasó ya una vez, pensamos que ya pasó y no nos damos cuenta de que sigue pasando.

—E.P.E.M.

Tiene como que ver con una relación que terminé hace un tiempo y con todo lo que estaba pasando en ese momento. Son muchos cuestionamientos que tengo y que se juntaron. Tenía ganas de hacer una canción así, no sé si más bonita pero sí con otros sentimientos. Son muchas cosas que pasaron en ese momento que ya no me acuerdo qué eran. Esa canción es más triste que enojado.

***Y hoy en No Groupies, además ¡es día de estrenos! Acá puedes escuchar el segundo adelanto de Poder Fantasma:

*Fotos por Francisco Guerra Galaz

Author

El blog de Macarena González y Valentina Adones, en el que buscan exponer las historias y emociones detrás de la música y el arte.

  • Turmalina Verde

    Saludos bb, ojalá concretemos el componer juntxs como lo hablamos un día en una fiesta musical en el parque ohiggins. <3