¿Eres de las personas que piensa en el Chandelle de chocolate y su cabeza hace cortocircuito? Vas a comprarlo, dudas si comprar sólo uno, llegas a la casa, lo comes y ¿sientes que no fue nada? ¿qué fueron hermosos 10 segundos? Bueno, yo sí, y encontré la solución para este vacío emocional: el chocolate del Bistro de la Barra.

Después de visitar el San Ginés en Madrid, me maldije por no traer kilos y kilos de chocolate a la taza, pero este café ubicado en José Miguel de la Barra, salvó mis deseos más lechones. Estaba aburrida de buscar un buen tazón de chocolate en Santiago, porque en casi todos los lugares donde lo ofrecen, lo mezclan con leche y parece un Colacao, más que chocolate real, espeso y sensual.

El chocolate con churros de San Ginés
El chocolate con churros de San Ginés

La pornografía contenida en ese tazón merece ser premiada. Lo puedes pedir con marshmallow, crema chantilly o espuma de leche. Mi primera intención fue pedirlo solo, pero bueno, una sabe quién es, así que obvio, lo pedí con crema.

Chocolate del Bistro. En la foto ya no queda crema n_n
Chocolate del Bistro. En la foto ya no queda crema n_n

Probablemente, mires la taza y digas “ah, pero no es tanto, voy a pedir una torta para acompañarlo”. En mi caso, eso pasó, porque soy lechona extrema y quise acompañarlo de torta de chocolate con manjar. Les recomiendo que no lo hagan o se van a sentir así:

youcandoitbrucey

Así que mi consejo es que vayan apenas puedan y naden en ese pozo de felicidad y belleza. Coordenadas:

Café Bistro de la Barra

José Miguel de la Barra 455 – Santiago Centro

Precio: $2.900 aprox.

Author

Discos por sobre ahorros en el banco. En Twitter: @javieratapiaf