Hoy queremos compartir diez consejos de Arelis, nuestra amiga y compañera de Es Mi Fiesta, para escribir columnas de opinión. Una selección de las suyas la puedes leer en Que Explote Todo, su nuevo libro, publicado por Los Libros de la Mujer Rota.

¡Cuéntanos si te sirvieron!

1.- Ten clara la tesis y logra resumirla en una frase que quepa en un tweet
Lo primero que debes reflexionar es qué quieres decir: el aborto viola los derechos humanos de las mujeres, el mundo es un panel de hombres gigante, Nabila Rifo dice la verdad, etc. Piensa en la idea esencial que quieres expresar y bájala a una oración sencilla que responda a la estructura sujeto y predicado. Ésa puede ser tu título o la primera frase de la columna.

2.- Usa todas las armas para sostener tu tesis: cifras, imágenes, recuerdos, estudios, metáforas, granadas, gatitos
Una vez que tengas clara la tesis, busca argumentos para sostenerla. La columna de opinión es un ejercicio de retórica escrita, su objetivo esencial es presentar una idea, defenderla y demostrar al resto que es razonable. Para ello, utiliza cifras, experiencia personal, citas a documentos o cualquier arma que te ayude a reafirmar lo que quieres decir. Lo importante es que sea veraz y coherente con tu idea principal.

3.- Como dijo Coppola: el primer acto es claro y el tercer acto es corto; abre con una frase simple y cierra rápido cuando ya hayas dicho lo que tienes que decir
Trata de que la tesis quede clara en el primer párrafo, utilizando esa frase que cabe en un tweet (punto 1). Luego, elige al menos tres argumentos clave para sostener tu tesis y desarrolla cada en un párrafo. Una vez que ya señalaste la tesis y algunas ideas que la soportan, escribe un párrafo de cierre breve, lo más breve posible. Ojalá sea épico y evoque a la comunidad o a la trascendencia política de tu idea.

4.- Escribe como hablas y evita los adverbios de mente y el exceso de adjetivos
Si te cuesta escribir, una buena estrategia es grabarte con tu celular y luego trascribir. Cuando tengas la transcripción, edítala evitando usar palabras rebuscadas. El secreto de la buena escritura es que ésta simula que es hablada u oral. Luego, fíjate en todos los adverbios de mente que usaste (“violentamente”, “recientemente”, “últimamente”) y bórralos todos. Busca otras formas de hablar que no impliquen este lugar común que entorpece la lectura.

5.- Logra que todas tus frases respondan a la estructura “sujeto y predicado”
Trata de escribir con frases cortas para expresar las ideas rápido. Utiliza la estructura de “sujeto y predicado”, igual que los titulares de los diarios: “Nabila señaló que su expareja la atacó”. Es decir, alguien (sujeto) hace algo (verbo) que tiene consecuencias (predicado). El secreto de la buena redacción es descubrir que las ideas también responden a esta estructura. Por ejemplo: “el aborto es un derecho” o “el machismo mata”. Los sujetos son “aborto” y “machismo” y el resto de la frase, verbo y predicado.

6.- No digas en seis palabras lo que puedes decir en tres
A veces utilizamos demasiados verbos y en realidad podemos usar sólo uno. “Podría decirte muchas cosas” se resume “Te diría muchas cosas”. Cuando escribas, revisa siempre si lo que dices se puede resumir. En redacción la economía es riqueza.

7.- Las columnas se publican en medios, eso significa que su lenguaje debe ser claro y masivo
Una columna de opinión es una invitación al diálogo, propone temas y posturas. Por eso, usa un lenguaje sencillo para llegar a la mayor cantidad de personas. Si alguna de tus ideas es más teórica o abstracta, preséntala con palabras simples o acompáñala de una metáfora o comparación. Intenta que las citas estén incorporadas en el texto, no uses formatos como el pie de página o APA, que son de tesis universitaria. La columna es un ensayo breve, no un paper académico.

8.- Una columna que supere los 3.500 caracteres es un largometraje
Ojalá tu idea quepa en una plana de word, utilizando entre 2 mil y 3,5 mil caracteres. Es difícil que se lea una columna más extensa que eso. Hay demasiados estímulos divertidos en internet, ¿por qué alguien debería leer tu columna en lugar de ver videos de gatitos? Di lo que tengas que decir de la forma más rápida posible. Así tú ganas lectores y los lectores ganan tiempo.

9.- Búscale un título sexy y enunciativo
El título es clave. Así como se juzga un libro por su tapa, las columnas se juzgan por su título. Éste debe ser un equilibrio entre la tesis principal, un resumen del tema que trata y el lenguaje de internet, que es cortito y hecho para cazar clics. Juega con el título, muchas veces son frases o ideas cotidianas que hacen sentido a mucha gente.

10.- Relee tu columna y bórrale todo lo que sobra, siempre se puede resumir
Primero escribe, segundo edita y tercero edita. Jamás publiques una columna sin antes editarla. Lee el texto en voz alta y asegúrate de que nada se escuche raro. Pide a personas cercanas que te lean y te comenten. Pregunta si las ideas se entienden o no. Confía en el criterio de quienes te leen para evaluar si el texto funciona. Y por último: poda. Si tienes la posibilidad de borrar algo y la idea se entiende igual, entonces bórrala: significa que nunca necesitó estar allí.

Author

Periodista y autora de Quiltras