Un día paseando por Instagram llegué a la cuenta de The Singular Olivia, la tienda de Paula González, quien vive en Segovia (España) y que partió con su marca en una pieza de su casa haciendo jabones y velas en homenaje a su padre. Según cuenta ella, él era un químico que tenía el sueño de crear estos productos con muchos aceites esenciales y el uso de planta, pero no pudo concretarlo y así, Paula, decidió continuar con esta idea. Los buenos comentarios y las recomendaciones permitieron, con el tiempo, que apareciera su tienda online y más tarde la física.

Luego de seguir por un tiempo su cuenta y ver que se preocupaba de tener un buen stock de productos de marcas nuevas, con ingredientes naturales y la mayoría no testeados en animales, aproveché que mi cuñado estaba en la casa de sus padre en España y encargué algunas cosas (lamentablemente aún no despachan a otros lugares del mundo, pero igual les quiero comentar lo que pedí, porque sé que muchas usan productos libres de crueldad animal y estos que compré están disponibles en ASOS o Vita33, que sí envían a Chile).

Yo soy una señora de otra época que compra muy poco por internet, así que no podría contarles de muchas experiencias y no tengo muchos puntos de comparación en ese sentido. Pero déjenme decirles que desde el primer momento, la compra fue sencilla y que, de hecho, hubo un problema de stock y me ayudaron a solucionarlo muy rápido. Apenas realicé el pedido, me escribieron para avisarme que uno de los productos que yo quería no estaba disponible, y me enviaron muchas opciones para reemplazarlo de acuerdo al precio. Además, el paquete se demoró un día hábil desde que lo compré en llegar desde Segovia a Cantabria.

Y venía con un mensaje muy bonito 🙂

Todos los productos que compré son libres de crueldad animal y pertenecen a dos marcas: la francesa Avril y la canadiense DECIEM, específicamente su línea para The Ordinary. Además, por supuesto, compré uno de los jabones de The Singular Olivia y estoy obsesionada con el aroma desde que llegó. También me enviaron muestras (yasssss!) y ahora me crearon necesidades. Me llegó un mini jaboncito General Soap que huele a vida feliz y también una miniatura de mi nuevo perfume favorito, que se llama Clean.

Hace rato quería probar hace rato los productos de Avril, porque siempre veía buenos comentarios. Esta es una marca francesa que hace productos de cuidado de la piel, para la ducha y cosmética libre de crueldad animal, con ingredientes de origen natural y orgánicos. Además, no contienen parabenos, siliconas y fragancias artificiales y ¡son muy baratos! Pedí un desmaquillante en aceite, una crema “para las primeras arrugas”, una crema de contorno de ojos, aceite para el rostro y una mascarilla de arcilla.

Por otra parte, también pedí algunas cosas de The Ordinary. Esta es una marca canadiense que pertenece a DECIEM, que significa décima en latín y representa lo que la marca propone: productos que no prometan hacer muchas cosas a la vez, sino que son activos determinados para necesidades determinadas. En su web también se puede ver que tienen otras marcas como Nios, Fontain, HIF y Hylamide. Yo tenía mucha curiosidad por los tratamientos de The Ordinary porque no podía creer que fueran productos tan accesibles y que todos los comentarios al respecto fueran solo maravillas.

Pedí el EUK 134 0.1% (Antioxidante autoregenerativo), Alpha Arbutin 2% + HA (Alfa arbutina al 2% + ácido hialurónico), Vitamin C Suspension 23% + HA Spheres 2% (Vitamina C al 23% en suspensión + esferas de ácido hialurónico al 2%) y Granactive Retinoid 2% Emulsion (Anteriormente Advanced Retinoid 2%). Ninguno costó más de 10€ , es decir, 7 mil pesos chilenos.

Cuando estaba haciendo este post vi que iba a quedar eterno, así que lo dividí en dos partes. Hoy les cuento sobre Avril y en la segunda parte, sobre The Ordinary. 

Este pedido lo hice hace tiempo, así que he estado más de un mes usándolos y a continuación, les cuento cómo me fue.

1. Aceite facial de Avril (7.50€ / $5.493 pesos chilenos) 

Hace años pensaba que por tener la piel mixta tenía que alejarme de cualquier cosa que tuviera aceite y usaba unos menjunjes astringentes que me dejaban la cara tirante y deshidratada. ¡Error! Aprendí que la piel mixta y grasa también necesitan aceites buenos y que de hecho, su uso la equilibra, porque controla la producción de sebo.

Esta botellita tiene aceites de argán (antioxidante y reafirmante), girasol (regenerante y suavizante) y oliva (nutritivo y protector) orgánicos. También tiene alga parda, que es una alga que pertenece al reino Protista y tiene una alta cantidad de yodo, también es rica en proteínas como la espinaca, el huevo o la quínoa y tiene ácidos omega 3 y omega 6, es decir, grasitas buenas. Y finalmente, también tiene cantueso, que es lavanda, cicatrizante y antiinflamatorio.

Lo uso en las noches después de tónico y sérum de tratamiento y después no uso nada más (si tienes la piel seca eso sí, creo que debiera usarse después de un hidratante). Aunque es súper ligero, se demora en absorber, pero después la piel se siente muy suave, no grasosa. Y de hecho, al otro día, la sensación es la misma. Suavecita poto de guagua.  Es la misma forma de uso que le daba a Full Of Grace, un hidratante de aceite sólido de Lush.

2. Jabón Heidi de The Singular Olivia (8.50€ / $6.225 pesos chilenos)

Cuando abrí la caja, recibí un cachetazo de olorcito rico que me emocionó. Y era esto, el jabón Heidi que produce The Singular Olivia. Es una pastilla ¡enorme! (aunque solo son 150 gramos, yo la sigo viendo gigante) de jabón exfoliante. Tiene romero, lavanda, salvia y aceite de almendras. Y también unas semillas pequeñitas que ayudan a la exfoliación. Exfolia de verdad, pero es súper gentil con la piel. Me pasaba con el Rub Rub Rub de Lush que la sal de mar era un poco agresiva, pero con este no. Además, el aceite de almendras deja la piel queda muy suave. Como si hubieses usado algún acondicionador. Ojalá pudiera comprarlo siempre. Ojalá todo oliera así, además 🙁

3. Mascarilla Facial Purificante de Avril (5.50€ / $4.028 pesos chilenos)

Esta es una mascarilla de arcilla indicada para pieles grasas o mixtas. La arcilla es anti-bacteriana y purificante. También tiene rosa mosqueta, que ayuda a regenerar tejidos y manzanilla, que es calmante. Yo la uso dos veces por semana en la noche, después de ocupar el limpiador en base a aceite y luego en base a agua. Espero hasta que no pueda hablar por la cara tiesa y enjuago. Es livianita y la piel después se siente limpia de verdad, se ve incluso más equilibrado el tono.

4. Contorno de ojos Avril (7.50€ / $5.493 pesos chilenos)

Aún no tengo arrugas, pero sí muchas ojeras (creo que tiene que ver con que no tengo vacaciones desde hace más de dos años, pero ese tema es para otro post). La cosa es que con el tiempo pensaba que si desde chica me preocupaba mucho de no tomar sol, de usar bloqueador y de cuidarme mucho la cara, tendría también que preocuparme de la piel que está cerca de los ojos, delgadita y sensible. Así que empecé a usar contornos, pero la mayoría de los que probé eran grasosos o en gel, que no me dejaban la piel hidratada. Bueno, este de Avril sí me gustó.

La base de esta cremita es manteca de karité y aceite de argán, ambos orgánicos y probablemente, es lo que me da la sensación de hidratación extrema pero sin sentirme grasosa. También tiene agua de rosa de Damasco, que es regeneradora y aceite de pulpa de durazno. Además, es gigante, siento que me va a durar por toda la eternidad, tiene 40 ml.

5. Aceite de limpieza Avril (7.50€ / $5.493 pesos chilenos)

Llevo casi tres años siendo muy fan de la doble limpieza, esto es primero usar un limpiador en base a aceite que al contacto con el agua se transforma en una especie de jabón y luego, uno en base acuosa.

Como estoy todo el día reaplicando bloqueador solar sin importar la época del año, cuando llego en la noche a mi casa me siento súper sucia, la verdad. Por eso adopté la doble limpieza. Sentía en las tardes la cara tan grasa que pensé “tengo que sacar todo este aceite acumulado con más aceite”. Así que he usado muchos: uno de The Face Shop que era de arroz (no lo recomiendo porque era cruel -testeado en animales- y además me hacía llorar más que picar cebolla), el de MAC (lo mismo, era tan cruel pero tan cruel que después no podía abrir los ojos) y el de The Body Shop. Creo que el de Avril es mi favorito, porque es muy ligero, casi no tiene fragancia y al contacto con el agua se va fácil, sin dejar la piel grasosa.

Pongo unas gotitas en la mano, masajeo mi cara, si estoy maquillada quedo como mapache con todo derretido y después lo enjuago con agua. Adiós a toda la cochinada. Hola carita limpia.

6. Crema hidratante para las primeras arrugas de Avril (8€ / $5.856 pesos chilenos)

Aún no tengo arrugas y tampoco es un ítem que me quite el sueño, la verdad, pero cuando leí los ingredientes de esta crema, me pareció una súper buena opción para ser crema de noche. Me gusta ir a dormir con la cara muy muy muy hidratada.

Me gustó mucho esta crema porque es muy simple. Se trata de ácido hialurónico, una sustancia que está en nuestro cuerpo, que ayuda a retener el agua en nuestro organismo y que con el paso del tiempo se va perdiendo.  Entonces, su uso tópico ayuda a esto, mantener la piel hidratada. También tiene vitamina E que se usa en cosmética para proteger a la piel de radicales libres y también tiene agua de flores, que es calmante y supongo que es lo que también le da a esta crema un olor suave y perfecto para ir a dormir.

Además, entre sus ingredientes está gatuline expression, un compuesto que viene de la planta Acmella oleracea. Esta planta que crece en zonas tropicales tiene un activo llamado spinlathol, que tiene propiedades analgésicas o miorrelajantes, entonces, también se ocupa en tratamientos para la prevención de arrugas, actuando en las contracciones musculares de la cara. Como aún no tengo arrugas, no les puedo contar mucho sobre esto, pero sí puedo decir que me gustó como crema de noche, porque hidrata muchísimo sin dejar la piel grasa.

Como les dije antes, esta es la primera parte del pedido a The Singular Olivia. En la próxima entrega les cuento sobre los sérum de The Ordinary que estoy usando.

Lamentablemente, The Singular Olivia no despacha a Chile, pero creo que su proyecto es tan bonito que quería comentarlo igual y, por otra parte, si les tinca algo de lo que comenté aquí pueden conseguirlo en otras plataformas. Sé que varias cambiaron iHerb por Vita33.

¿Qué marcas libres de crueldad animal usan ustedes? Cuéntennos, cuéntennos. 

*¿Por qué “Cara de Mapa”? Acompáñenme a leer esta triste historia.

Author

Discos por sobre ahorros en el banco. En Twitter: @javieratapiaf