Dicen que Taylor Swift eclipsaría al mismísimo eclipse solar con el posible lanzamiento de nueva música. Que Bonnie Tyler iba a cantar ‘Total Eclipse Of The Heart’ al mismo tiempo en que el sol y la luna se juntaban. En realidad, lo que eclipsó todo hoy lunes fue el derecho que volvimos a tener las mujeres chilenas que se nos fue quitado por el dictador y la derecha a fines de la década de los ochenta. Ese mismo derecho que aquella facción política -que sigue decidiendo en Chile- intentó declarar inconstitucional a través del Tribunal hace algunas semanas.

Pero no lo lograron. Y esto es gracias a los movimientos feministas de Chile. Mujeres que no llevan dos, cinco o diez años intentando que el Estado nos reconozca como seres autónomos, sino décadas. Algo que nuestras abuelas y bisabuelas pelearon, desearon, obtuvieron, se lo quitaron y que nosotras pudimos reobtener.

No hay que agradecerle nada al Tribunal Constitucional y, si me permiten, tampoco al Estado como imaginario, mucho menos al gobierno. No nos están haciendo ningún favor. Están cumpliendo con consideraciones mínimas al estar a cargo de un país que se supone laico y que desea abrirse paso al ¡siglo XX!. Sí, V-E-I-N-T-E.

Esta es la época en que se restableció un derecho fundamental de las mujeres, sí, pero gracias a ellas mismas. Sin su lucha incansable seguiríamos viviendo en un país en el que una mujer que aborta tiene una pena similar a un hombre que mata a su pareja. Porque seguimos viviendo en un país en el que sus medios de comunicación informan sobre esta resolución entrevistando al Pastor Soto y a organizaciones evangélicas fuera del Tribunal. Al parecer, eso es más importante que hablar con aquellas que trabajaron años para poder conseguir un pedacito de dignidad.

Porque vivimos en un país en el que sus medios de comunicación publican la noticia con imágenes como esta:

Y esto es solo una pincelada. ¿Se dan cuenta que hay que agradecer a las mujeres?. ¿Qué nos quedaría si confiáramos en el Estado o en los medios?. Probablemente nada.

¿Hay que sentirse feliz? Sí, porque el trabajo de compañeras durante años está dando esos urgentes frutos. ¿Hay que conformarse? Jamás. La única causal de aborto debe ser el deseo de la mujer de poder realizarlo en condiciones óptimas y como un derecho humano. Nada puede ser menos que eso. Mientras tanto, seguiremos abortando con las amigas y en la casa. Porque si confiamos en el Estado y en los hombres y mujeres machistas que -en casi su totalidad- lo componen seguiremos estando perdidas.

Gracias a todas las mujeres y gracias a Bonnie Tyler por esta gran canción.

Forever’s gonna start tonight. 

Author

Discos por sobre ahorros en el banco. En Twitter: @javieratapiaf

  • Caro Retamales L.

    <3

  • Danitza Pérez Cáceres

    Creo que no es un tema superficial que fotos como esas sean las que se eligen para decir que se aprueba el aborto, no es casualidad. No corresponde a las causales ni a los plazos que la ley establece y siguen pensando que nos hacen weonas, llaman a la desinformación y conmueven los corazones de quienes ni siquiera se cuestionan por qué eligen ese tipo de fotos.
    La lucha está recién comenzando.