Now Reading
Protestas en Chile: manifestaciones persisten en medio de la violencia y represión en las calles

Protestas en Chile: manifestaciones persisten en medio de la violencia y represión en las calles

Cifran en 19 los muertos a nivel nacional, según datos de la subsecretaría del Interior, pero un reporte de la Asociación de Médicas y Médicos Dra. Eloísa Díaz, estableció una cantidad de 22 fallecidos.

Chile vive una de las manifestaciones más intensas desde el regreso a la democracia a principios de los años noventa. El presidente Sebastián Piñera decretó “estado de emergencia” -designando a Javier Iturriaga como jefe de la defensa nacional- el viernes 18, debido a una masiva convocatoria de “evasión de pasajes”, protesta impulsada por estudiantes secundarios.

Una nueva alza en los precios de la tarifa adulta del Metro de Santiago generó indignación entre la población. Aunque el valor del pasaje es uno de los más altos en Latinoamérica, el supuesto “oasis con una democracia estable” escondía en su interior un descontento generalizado que se arrastra desde hace años por las precarias condiciones de vida de las personas en materias de salud, vivienda, pensiones y educación.

Piñera optó por restringir algunas garantías constitucionales y cedió el control a las Fuerzas Armadas (FF.AA), estableciendo “toque de queda” en algunas regiones y comunas para “restablecer el orden público”. El jefe de Estado aseguró en una conferencia de prensa que el país “está en guerra contra un enemigo poderoso e implacable”. 

Pero medios internacionales, como Financial Times, consideran que las medidas del gobierno “parecen haber inflamado aún más el sentimiento público”.

Tras nueve días de estallido social , el mandatario anunció un paquete de medidas para afrontar el alto costo de la vida que padecen 19 millones de personas que residen en esta franja de territorio larga y angosta, sin mencionar el cese de la presencia militar en las calles. De hecho, el ejército gastó 50 millones para adquirir 56 mil “cartuchos antidisturbios” en menos de un día, informa una investigación de Radio Bío Bío.

Las imágenes y videos de las manifestaciones inundan las redes sociales y las postales de militares y carabineros han generado un clima de represión que se ve evidenciado en la cantidad de detenidos, lesionados y muertos en el país, cifras que ha entregado el gobierno y que no se condicen con los datos recopilados por organizaciones sociales.

Los números registrados por organismos chilenos 

De acuerdo a cifras entregadas por el ministro de Salud, Jaime Mañalich, “existen 76 personas hospitalizadas por incidentes en manifestaciones y 8 tienen diagnóstico de gravedad”. Por otro lado, el último reporte del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH)  -actualizado a las 12 pm el 23 de octubre- en 73 comisarías y 30 hospitales indican que hay alrededor de 376 personas heridas, las cuales 173 son por arma de fuego y de ellas, cinco por presunta acción de agentes del Estado. 

Además, INDH reporta un total de 2.138 personas detenidas, unas 898 pertenecen a Santiago y 1.240 son de regiones. Hasta el cierre de esta nota, el organismo registró 46 acciones judiciales, de las cuales 37 son querellas y 9 son recursos de amparo. Ocho de ellas por violencia sexual, y 24 por apremios ilegítimos o torturas.

Según datos entregados por el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, hay 19 fallecidos y tres de las muertes ocurrieron durante las últimas 24 horas. No obstante, los datos recopilados por la Asociación de Médicas y Médicos Dra. Eloisa Díaz, establecen una cantidad de 22 muertos.

En un principio, los casos fueron “asociados a quemas y saqueos (…) de centros comerciales”, afirmó Ubilla en una conferencia de prensa en el Palacio de la Moneda. Pero durante la jornada de este miércoles, decidió entregar mayores detalles de los fallecidos. 

Entre las víctimas se encuentra un pequeño de cuatro años que fue atropellado junto a un adulto en San Pedro de la Paz, en la provincia de Concepción. 

Hasta el momento, el INDH interpuso cinco querellas por las muertes de JM.U, joven curicano de 25 años que fue impactado por una bala en su tórax; R.V, un ecuatoriano que murió por un disparo en La Serena; A.N por golpes en la comuna de Maipú; K.G, quien recibió un impacto de bala en Coquimbo y M.R, arrollado por un vehículo en Talcahuano, para determinar presuntas responsabilidades  “de militares y carabineros” .

Otros casos de violencia

Gabriela”, una joven oriunda de Temuco, región de la Araucanía, decidió manifestarse la noche del lunes 21 de octubre en un sector cercano al Hospital Dr. Hernán Henríquez Aravena. Aunque la ciudad está en “estado de emergencia”, no está decretado el toque de queda en el lugar, sin embargo, esto no evitó que la joven padeciera un episodio de violencia en la calle.

A las 9 de la noche carabineros rondaba el sector junto a un “zorrillo”, cuando comenzaron a dispersar a los manifestantes con bombas lacrimógenas y disparos. “Recibí cuatro perdigones, uno en mi pierna derecha, dos en el trasero y otro en mi espalda”, contó la mujer.

Gabriela aseguró que le dispararon por “la espalda”, con sus manos en alto mientras corría. Ella constató lesiones ese mismo día y el martes mandó un correo al INDH denunciando lo sucedido: “hay manifestaciones en distintas partes de Temuco, en Villa Los Ríos, Pedro de Valdivia y la Plaza de Armas. Pienso que el gobierno nos está reprimiendo para que tengamos miedo, creen que una persona después de recibir un disparo (…) no va a seguir manifestándose. Crearon un sistema perfecto donde nos mantienen pobres y endeudados (…). Los problemas del país podrían solucionarse si la clase política velara por los intereses del pueblo y no por los del empresario”, enfatizó la joven.

Para Diego Higuera, estudiante de periodismo de la Universidad de Chile, la situación no fue muy distinta. Él asistió a una manifestación en Plaza Italia el lunes y a las 4 de la tarde, Fuerzas Especiales (FF.EE) de carabineros comenzaron a lanzar bombas lacrimógenas. Una de ellas le llegó en el lado derecho de su rostro. 

Los voluntarios del “Pikete de Salud” de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH) se encargaron de hacerle curaciones. “Es muy lamentable todo lo que está pasando, las pérdidas humanas no se comparan (…) con nada (…) solo ha provocado más caos y más pérdidas humanas que son siempre del lado de las y los trabajadores”, señaló Diego. 

La ONG Human Rights Watch se refirió a la crisis que está padeciendo el país, sobre los hechos de violencia y  represión mediante un comunicado de prensa. En el texto se indicó que “el gobierno de Chile debería asegurarse de que sus fuerzas de seguridad respeten plenamente los derechos fundamentales al contener las protestas”.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top