Now Reading
Gina Martin: la policía le dijo que no podían hacer nada cuando fue abusada, así que cambió la ley

Gina Martin: la policía le dijo que no podían hacer nada cuando fue abusada, así que cambió la ley

Gina Martin era una periodista inglesa de 25 años que estaba disfrutando con su hermana de un concierto en Hyde Park. Estaban felices viendo a The Killers, cuando de pronto, descubrió a dos hombres tomando fotos por debajo de su falda, sin su consentimiento. Apenas vio la pantalla de uno de los teléfonos, se lo quitó de las manos a uno de los tipos y fue a la policía. Le tomaron una declaración y cinco días después, la llamaron para decirle que el caso se iba a cerrar, porque no se podía hacer nada, a nivel legal.

Un año y medio después, Gina Martin logró que el “upskirting”, tal como se denomina lo que hicieron con ella ese día, sea delito sexual en la ley del Reino Unido.

Gina Martin y su hermana en el festival. Detrás de esas manchas negras, los dos hombres que tomaron las fotografías debajo de su falda.

Durante 18 meses hizo una campaña. En un principio fue una petición online que obtuvo más de 50 mil firmas, luego buscó la ayuda del abogado Ryan Whelan para trabajar formalmente en un cambio y este martes 15 de enero, la ley fue aprobada en la Cámara de los Lores. “Comencé la campaña porque después de lo que me pasó, mi caso se cerró de inmediato. Miré la ley y vi que había un vacío. Me sentí tan humillada y completamente violada cuando esto me sucedió. Fue horrible”, declaró en Metro. “Quise cambiar esto para todas, porque lo mínimo que merecemos es poder usar la ropa que queramos, sin que eso signifique que nos pueden tomar fotografías no consentidas”.

Según publica The Telegraph, cifras de febrero del 2018 indican que se reportaron 78 casos como este en los últimos dos años y que incluso niñas de 10 años habían sido víctimas. Solo 11 sospechosos fueron acusados.

El acceso a la justicia y la (des) confianza que le tenemos al sistema son debates comunes dentro de los feminismos. Existen diferentes posturas y cómo no.  Si plantamos los pies en la tierra, solo vemos que hay un poder del estado hecho por y para hombres que rara vez está a la altura de la vida de las mujeres. Más allá de esa discusión, lo que me llama la atención de esta historia es sí, por una parte el triunfo a la Erin Brockovich, pero por otro, el uso de la indignación y la rabia como motor para hacer algo al respecto (mis ingredientes favoritos, hay que decirlo).

Quería comentar esta noticia por acá, con ustedes, porque siento que el 2019 se viene durísimo y que tenemos que ser estratégicas y usar toda esa rabia que todos los días se alimenta de este miserable país que es Chile. Hagamos algo al respecto. Juntes. Y después caguémonos de la risa, como Gina.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top