Now Reading
Gracias Natalia

Gracias Natalia

“Probablemente pueda hacer falta una figura femenina, pero si uno se fija bien, no hay ninguna exponente del humor femenino que esté a la altura de estos nombres. Por ahí, de pronto, las mujeres están un poquito al debe en el humor”, explicaba Daniel Hernández, productor ejecutivo de Gala, Humor Estelar, en julio pasado. Apenas esa cita fue publicada en una nota, todos pudimos evidenciar el descrédito al trabajo que varias mujeres están haciendo en este país.

Una de ellas es Natalia Valdebenito. Ella anoche demostró lo equivocados que están todos los que la subestimaron, todos los que pensaban que el humor de mujeres pertenece al cable, que sólo está dirigido a otras mujeres y que no persigue ningún afán de crítica política o social.

Lo de anoche en el Festival de Viña del Mar fue histórico. Una mujer subió sola al escenario a mostrar una rutina -escrita por ella- en la que abiertamente se declaró como feminista, relató qué significa serlo, exigió que se educara a los hombres para no violarnos ni matarnos, habló de Lemebel, de las lesbianas, se rió de los estereotipos a los que estamos sometidas las mujeres y hasta comparó su dedo favorito para la masturbación con el dedo del ex presidente Ricardo Lagos. También les pidió tanto a él como a Piñera que no se les ocurriera volver a postular, porque no había nada más que vender. Todo esto lo hizo con una gracia natural que ya querrían tener muchos humoristas trasnochados y estancados en los chistes de homosexuales y suegras.

Decir todo esto en el festival de Viña del Mar y nosotras poder presenciarlo, también es algo liberador. No olvidemos que este escenario es el reflejo, muchas veces, de lo peor que tiene este país. Un espacio en el que las rutinas de humor sólo existen desde la boca y mente de hombres con discursos machistas, homofóbicos y heteronormados. Esto abre un antes y un después para todas las mujeres que desean dedicarse al humor en Chile o que ya lo están haciendo: pueden ser críticas, pueden ser feministas, pueden burlarse del machista, pueden humillar al discriminador y también al agresor. Pueden ocupar un escenario tan masivo y tan históricamente fascista como Viña del Mar para plantear todos estos imaginarios que por mucho tiempo han estado escondidos.

Gracias Natalia. Este no sólo será un día feliz para las humoristas que te vieron siendo la jefa, sino para todas las mujeres, para las que muchas veces trabajamos en ambientes hostiles, para las que no se sienten comprendidas. Y también para esas que están en sus casas sufriendo maltratos y vidas difíciles, esas mismas a las que les dedicaste tu triunfo.

P.D.: Esto fue escrito escuchando la impecable discografía de Javiera Mena. they see me rollin’, they hatin’

giphy

 

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top