Now Reading
Lo más recomendado del BAFICI 2014

Lo más recomendado del BAFICI 2014

El cine es para mí, antes que nada, una manera de estar sola. No es que vaya al BAFICI sin compañía, de hecho rara vez me sucede eso. Pero sí me he provocado esa soledad. Siempre hay dos o tres películas que veo conmigo misma. La soledad en el cine -para mí- se prolonga al placer y ese placer es sólo de igual medida en la primera cita. Hay algo que me tranquiliza en esa soledad y no puedo explicar bien qué es o exactamente qué me pasa. Yo sé que desde que descubrí el Cosmos -el cine no el cielo- aunque en mi amor son lo mismo, y la Sala Lugones, aprendí a estar sola con felicidad. En un punto el cine me enseñó a aceptarme. No es poco.

Una vez había quedado con un chico que me gustaba un montón en ir al cine. Llegué tarde y él ya no estaba. La cita era en el Abasto un viernes de invierno y no había absolutamente nadie. Raro, porque las parejas siempre se dan cita en la plaza seca y los adolescentes en la escalinata. Pero esa noche: nadie. Resignada y carente como soy de telefonía móvil, me senté a tomar un café. Miré la cartelera y sin pensar me saqué una entrada. A las once y media de la noche ví “Everything is Illuminated”. Y no me enamoré de un chico, que me gustaba un montón, pero sí me enamoré más del cine. Y de mí, por qué no, de mí también.

Suelo ser despectiva, crítica y dura con todo lo vinculado al mundo del arte. Es una manera de mantenerme a raya a mí también. Escribo y grabo discos, pero no quiero que eso se vea como otra cosa que un oficio. Me gusta pensar que por momentos lo que hago, es tan artesanal como la mesa que sostiene mi computadora. Quiero pensar en lo que hago como un oficio y no como un arte. Sin embargo, creo que la función del arte es lograr canalizar la locura de la sociedad. De la misma manera que en la literatura puedo matar, en el cine puedo soñar despierta. Para mi el BAFICI significa la chance de soñar dos semanas despierta. Algo en mí, supongo que la pureza y la inocencia que laten y no ceden ante la adultez, cede. No sé bien qué es y tampoco sé si quiero saber. Si sé que si alguien quiere llegar al centro de mi corazón este es el momento.

Me alegra particularmente que el BAFICI lo haga Marcelo Panozzo. Porque lo conozco y lo admiro. Porque es sensible al pop, es sensible a lo femenino, es sensible ante la ternura y mantiene cosas vinculadas a la niñez, que lejos de desconcertarme me conmueven. No le debo nada y él tampoco me debe nada a mí. Pero la última vez que mantuve una correspondencia digna de cartas de papel fue con Panozzo. Nuestro tema: Buffy The Vampire Slayer. Espero por favor que Sarah Michelle Gellar este planeando hacer una película digna del festival de Panozzo. Porque sé que si es así, Buffy va a venir y yo la voy a conocer y un sueño se va a volver realidad. Y va a ser como soñar despierta pero con mi máxima heroína a mi lado.

No tengo nada más para decir excepto que estoy contenta y que esto es lo que creo, modestamente, hay que ver sin falta este año en el BAFICI.

1. Competencia Internacional

Algunas Chicas – Santiago Palavecino – Argentina

algunaschicas

Quiero ver esta película de manera instintiva como me lancé a ver El Estudiante de Santiago Mitre o Los Salvajes de Alejandro Fadel. No soy una espectadora fiel del cine argentino, la endogamia enferma de películas como UPA, una de las cosas más inexplicablemente idiotas del cine argentino, o sadismos como el de Carri o universos adolescentes que naufragan en el puerto de la nada misma, me alejaron del cine. Si hay gente que se determina a hacer chistes para pocos o fiestas cerradas, que lo haga pero que deje al cine en paz. Luego de esta catarsis, breve pero necesaria, me reconozco intrigada por Palavecino. Hace rato que intento ponerme al día con el cine nacional porque me interesa particularmente como retratan a las mujeres. Casi todas son idiotas o nenas, excepto para Fadel y Mitre y por fuera de su generación, para Martel y el fallecido Bielinsky. Vamos a ver como las trata Palavecino, me empuja la fe.

Mary is Happy, Mary is Happy – Nawapol Thamrongrattanarit- Tailandia

Tardé tanto en tipear el apellido del director que creo que no quiero ver la película. Pero vi su anterior film “36” y me interesa seguir su carrera. No espero ver una genialidad, si espero ver cómo Twitter está afectando el arte y si, finalmente, la red social más adictiva tiene más poder que la imaginación. Porque de eso se trata de Twitter y de cómo nos afecta, cómo modifica nuestros hábitos, cómo genera ilusiones, cómo te tira sin avisarte de un piso 20. No pensaba ir a verla, pero hoy justo una amiga me sugirió ir y acá estoy: comprando las entradas online y viendo como el “compra aprobada” gira sin parar. Temo haber comprado 450 entradas. Si así invito al 20% de mis followers 😉

Sarah Prefiere Correr – Chlóe Rochibaud – Canadá

Yo particularmente prefiero nadar, pero si Sarah prefiere correr buenísimo. Vi el trailer me encantó, siempre veo tres películas de competencia. Soy una galga de costumbres. Una chica linda me invitó a ir. Todo cierra.

2. Competencia Vanguardia & Género

Journey To The West – Tsai Ming Liang – Francia/Taiwan

journey

El cine de Tsai Ming Liang es un punto de inflexión en mi vida. Me ruboricé y salí entre mareada, perturbada y confundida con The Wayward Cloud. Jamás había visto pornografía en mi vida y, de repente, veo cómo se filma la pornografía en conjunto con el peor de mis terrores: que se termine el agua en la tierra. Con Goodbye Dragon Inn directamente lloré. Es más vi esa película en un cine que ahora está cerrado y se antepone un sentimiento: no lo acepto, está mal, quiero las puertas de ese cine abierto, quiero un mundo mejor, quiero profundamente a Tsai Ming Liang <3

Coherencia – James Ward Byrkit – USA

No soy particularmente fanática del Mumblecore, un sub género, si se le puede decir así, agotado. Pero parece que esta película de gente en los 30, acomodada y con la copa de vino en alto, levemente borrachos y listos para contar sus miserias…. no es lo que parece. De todas maneras no voy a mentir. La verdad verdadera por la que quiero ver esta película es porque esta XANDER, sí nuestro Xander de Buffy The Vampire Slayer. Allá voy adolescencia, no me dejes nunca, ternura.

Big Bad Wolves – Papushado & Keshales – Israel

Voy con mucho miedo pero voy. Vi el trailer y ya no puedo explicar por qué, pero me hizo acordar a tres directores al mismo tiempo: Haneke, Tarantino y Bigelow. Será el encierro, la tortura, el sadismo, la violencia en una licuadora que también mezcla buen timming para el humor y buen gusto para la música. Junto valor y voy. Si sobreviví a Funny Games, puedo con esto ¿Puedo?

Number Number –  Donovan Marsh – Sudáfrica

Me parece que es una película que puede funcionar para los que creen que en el BAFICI estamos todos viendo a Godard, con un café negro y una polera más negra. Que también pasa, para qué mentir, pero no es lo único que sucede. Los movimientos de cámara me hicieron acordar a Guy Ritchie y la temática a el mejor Soderbergh, director que por cierto descubrí en el BAFICI. Creo que puede andar bien.

3. Música

The Punk Singer – A film About Kat Hannah –  Sini Anderson – USA

thepunksinger

Si existo es por Kat Hannah, Kim Deal y Courtney Love. El año pasado cuando vi Hit So Hard, la historia de Patty Schemel, la baterista de Hole, se me cayeron las lágrimas ¿Por qué es todo tan difícil para nosotras? Quise y quiero ser otra cosa, no me importa si crecí, sigo firme en mis convicciones. Hole, Bikini Kill, L7, Le Tigre me hicieron así: fuerte, feminista, inclaudicable. Si tuviera una hija la llevaría, como no tengo voy a llevar a varios varones que creo deben ver esto. Kat Hannah explica, traduce y es el centro de lo que es el punk rock, las riottt girrrrls y la escencia de la vida: vivir para contarlo.

The Stone Roses: Made of Stone – Shane Meadows –  U.K.

Que esta película este agotada habla bien de todos nosotros.

Nada para decir, lo que va a pasar es esto:

Descargado – Alex Winter – USA

No importa lo que la industria haga: ya estamos descargando todo. ¿Cómo llegamos  a esto? Hay que ver Downloaded, que relata  la lucha de las discográficas contra el futuro. Obvio vienen perdiendo. Me interesa bastante ver esto, pero creo que es un poco categoría “cosas-que-me-puedo-bajar-y-ver-cine-en-el-cine” pero lo recomiendo, porque el archivo que juntaron es notable y aparece Henry Rollins que debe ser el mejor tipo para hacerle una entrevista en la galaxia.

 4. Nocturna

Shield of Straw – Takeshi Mike – Japón

Agitator, Dead or Alive 1 & 2, The Happiness of the Katakuris, 13 Assassins y sólo estoy nombrando alguna de las joyas del cine de Mike. Desbordado, con un timming para el humor que Apatow debería envidiar para así poder aprender, violento y salvaje. Mike manja el cine físico sin olvidarse de un buen guión. Es lo que podemos llamar un cineasta sólido, que nunca dudó en traicionarse a sí mismo y pasar de una película de Yakuzas a un musical. El cine de Mike no está hecho, ni pensado, ni creado para verlo en una laptop. Necesita de la pantalla, hay que verlo todo, hay que ir al cine.

Why Don´t You Play in Hell – Sono Sion – Japón

whydontyouplayinhell

La locura total de Sono Sion es sólo equiparable a la locura de la sociedad. En ese sentido, la violencia dantesca y gore con la que narra el mundo, es bienvenida y también es más que necesaria. Desde Suicide Club a Noriko´s Dinner Table, pasando por Love Exposure y Cold Fish, parece que no hay límite para el cine de Sono Sion. Y está bien,  porque parece acompañar la escalada de locura y la deshumanización de la sociedad en donde vive y hasta que esa locura no encuentre su techo, Sono Sion tampoco lo hará.  Gore tolerable para pocos, pero llevado al paroxismo del humor. Hay que verla sí o sí.

The Raid 2 – Gareth Evans – Indonesia

Se viene la segunda parte de The Raid. La primera fue un festival de artes marciales y caos. Un grupo SWAT quedaba atrapado en un edificio gigantesco frente a un grupo de mafiosos que de piedad, obviamente, nada. Con un guiño a Scorsese y otro a Takeshi Mike, The Raid al mismo tiempo parecía un tributo a Johnny To. Para la segunda parte no espero menos: espero MÁS.

5. Panorama

La sección Panorama es demasiado extensa. No voy a señalar más que algunos films que creo que hay que ver o tener en cuenta para un posible estreno o su futura descarga.

Aternoon Delight – Jill Soloway – Estados Unidos

aftenoon

Le pongo una ficha a Soloway que se sirve de Juno Temple para hablar de algo que, hasta el día de hoy, se considera revolucionario: el mundo de las mujeres.

Apolitical Romance – Chun-Yi – Taiwan

Chico y chica que no tienen nada que ver se conocen, no se soportan porque él es un inmaduro, ¡que sorpresa!, y ella aparentemente es invasiva, ¡de no creer!, pero tienen que convivir. El trailer me pareció encantador y mientras USA siga en su período de comedia romántica escatológica y cínica, yo me mudo a Taiwán.

Dear Mr Watterson –  Joel Schoroder – Estados Unidos

La pureza de Calvin y su tigre Hobbes. No soy fanática de las tiras, de los comics, vivo ajena a ese mundo; pero esta en particular tiene el mismo efecto que Charlie Brown. No es prioridada pero la vería si encuentro un tiempo muerto.

Our Sunshi – Hong SangSoo – Corea

oursunshi

SOLDADA DE HONG SANGSOO. A DÓNDE VAYA. LO HE DEFENDIDO EN CENAS, ALMUERZOS, MERIENDAS, LA VÍA PÚBLICA Y LA INTERNET!!!!!

Educación Sentimental – Júlio Bressane – Brasil

Conocí la obra de Bressane en el Bafici 2013 y me encantó. Espero que ahora me ayude a entender algo que es tan común, el amor, pero irremediablemente difícil. De lo pequeño a la magnificencia de lo grande, eso es el cine de Bressane.

How To Disappear Completly – Raya Martin – Indonesia

Raro, pero es la película con la que debutó en este BAFICI. Fue un reflejo mientras estaba en la fila, la marqué, la compré y espero no errarle. Pálpito que le dicen.

Only Lovers Left Alive – Jim Jarmusch – UK/Alemania

onlyloversleftalive

Uno de los pocos directores de cine que tiene status de estrella de rock. En mi casa acumulo cerca de 20, 30 cuadernos, ya ni sé. Fue porque Jarmusch dijo que había que hacerlo. Hace una semana en una reunión de trabajo, saqué mi libreta y el resto sus dispositivos móviles. Me miraron extrañados y yo pensé “es lo que haría Jim” sonreí y seguí adelante. Miradas despectivas mediante. Jarmusch es con Truffaut y Cassavetes uno de los primeros amores, inolvidable, para siempre. No hay que dudar en verla.

Encuentros con tu niño Trotsky Interior – Jin Finn – Estados Unidos

La cerebro que, en la fila harta ya de esperar, soltó una carcajada cuando vio el nombre de la película y se dijo “jajajaj la voy a ver jajajajaj qué gracioso”.

6. Extras

Algunas cosas que creo que hay que ver pero ya tengo el cerebro en las últimas, así que acá va todo junto.

shivers

En la sección Clásicos Restaurados, hay que ver Shivers de Cronenberg, Quisiera ser Grande de Marshall y Calles de Fuego de Walter Hill. No obviaría la locura total de Frank Henenlotter. Recomiendo ver la trilogía Basket Case. En la sección WARP vería This is England, Swimmer y Donkey Punch.

yoyoyoyo

En la sección 100 años de la Primera Guerra Mundial los que no vieron Jules et Jim del grandisimo Truffaut tienen aquí una oportunidad. Agrego La Gran Ilusión de Renoir.

 7. Epílogo

Fin, nada más para decir, todo para ver. Cinismo y burla afuera. Que al BAFICI van los chetos, que van los hipsters, que van los arties, los cool, los posers. No queridos, no es así, vamos los enamorados del cine, los que necesitamos que se apaguen la luz para llorar, los que queremos seguir comprando un vestido con la excusa de una cita, los que esquivamos ex novios con la precisión de un esgrimista, los que adoramos la magia, los que queremos salir del encierro, los que queremos sentir la misma emoción de siempre cuando bajan las luces y empieza a rodar el film. Otro año, otro BAFICI, otro amor entre vos y yo <3

Toda la información, horarios y venta de entradas en el sitio oficial del BAFICI.

 

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top